12 noviembre 2017

Prada La Femme Intense

Muy buenas tardes.

¿Cómo estáis? La semana pasada os contaba que últimamente no tengo flechazos en la perfumería como cuando era más joven, y casualmente, al probar este perfume, creo que experimenté uno. Lo comenté por Twitter pero no quise mencionar ni la marca, ni la fragancia en cuestión para crear cierta expectación. Hoy me he vuelto a perfumar con este perfume para hablaros de él, y mi percepción ha cambiado en ciertos aspectos, tanto que ese supuesto flechazo ha quedado tan solo como un recuerdo. Antes de desgranar mis impresiones más en detalle, os voy a situar un poco respecto a esta novedad de Prada. 


Como os habréis imaginado, ya existe un perfume llamado Prada La Femme, y la fragancia de la que os hablo es, lógicamente una versión más intensa de la misma. Ya sabéis que es bastante común en perfumería comercial, crear ediciones más ligeras o intensas de una fragancia original, para aprovechar de este modo, la patente de la misma. Prada La Femme tiene tanto la una como la otra, pero tengo que deciros que la versión más fresca no la he probado, y es, incluso posible, que sea la que más encaja en mis gustos. 

En algunos casos, esas versiones pasan sin pena ni gloria por la perfumería, y en otros, constituyen una gran baza que la firma emplea para afianzar el perfume en el mercado. Podría poner ejemplos, pero creo que todos conocemos alguno, así es que lo voy a dejar. 

Recuerdo que probé La Femme hace un año, aproximadamente, y la verdad, no sé si es que no tenía el día, o qué, el caso es que no me llamó nada la atención y lo obvié. Hay ocasiones en las que probamos perfumes en mal momento, y los tachas de una lista imaginaria o hipotética de fragancias a tener en cuenta para cuando se terminen otras de tu colección. Yo debí probar Prada La Femme, un día de esos, porque no he vuelto a probarlo en todo este tiempo. Curiosamente vi un vídeo en YouTube en el que hablaban maravillas de la misma, así es que la última vez que hice una compra en la perfumería, por el cumpleaños de mi hermano y me preguntaron si quería alguna muestra de un perfume en concreto, pedí que me dieran una muestra de la versión Intense, para probar suerte. 

Las notas que se reconocen en esta fragancia son: frangipani, ylang-ylang, nardo, azahar, jazmín, iris, pachuli, vetiver y vainilla. Me parece un perfume elegante y ocasional. Es un perfume dulce, amaderado y floral. Lo encuentro mucho más adecuado para la época de frío, en la que nos encontramos. Tengo la impresión de que no es una fragancia que deje estela, no obstante tiene una fijación considerable. Recomiendo usarlo con mesura, porque es posible que pueda resultar un pelín pesado si se abusa. No lo considero muy juvenil, de hecho lo recomendaría de 25, incluso, 30 años en adelante, porque creo que este perfume, está destinado a un público más maduro. 

Para terminar, deciros que analizando las características del aroma, y su evolución, he llegado a la conclusión de que no encaja ni en mi colección, ni en mi piel. Es más que evidente que no todos los perfumes nos sientan bien, ni de la misma manera. A mi Prada La Femme Intense, no me favorece en absoluto. Parece que estoy hablando de una prenda de vestir, y no sé vosotros, pero en muchas ocasiones, asocio prendas con fragancias, y si tuviera que identificar este perfume con algo de vestir, diría que es algo así como un vestido de noche, de terciopelo borgoña con escotazo en la espalda, y abertura en la pierna. 

No me queda más que contaros, espero que os haya resultado entretenida la reseña. Contadme qué os ha parecido, si lo habéis probado, u os he despertado la curiosidad sobre él. Agradezco por adelantado vuestras lecturas y comentarios. Qué tengáis una gran semana. Hasta la próxima. 

05 noviembre 2017

Guerlain Mon Guerlain

Muy buenas tardes a todos.

Hoy he decidido retomar la actividad en el blog. No me voy a extender demasiado en explicar los motivos o circunstancias de este parón porque cada vez que lo hago, me pierdo en explicaciones y me desvío del objetivo central de este blog, que es hablar de perfumes. 


Durante este tiempo me he dado cuenta de que ya no es fácil sorprenderme con nuevos lanzamientos. Cuando era más joven, prácticamente todo lo que probaba en la perfumería se convertía en nuevo objeto de deseo, ahora sucede justamente lo contrario. Tienen que alinearse varios planetas para que un perfume me entusiasme. Creo que este es uno de los motivos principales, por los que he perdido cierta motivación a la hora de sentarme frente al ordenador y escribir sobre perfumes, pero tenía ganas de retomar esta afición, así que aquí me tenéis de nuevo, dispuesta a enfrentarme a todas las novedades que caigan en mi poder. 

Hace ya unos cuantos meses, en Sephora, nos regalaron un set de varias muestras de perfumes. Tengo que decir que me pareció genial, por parte de esta cadena de perfumerías. Las fragancias eran novedades en aquel momento, y pensé que me vendrían estupendamente para hablaros de ellas en el blog. Así que, aunque estos perfumes no sean lanzamientos para esta temporada de otoño/invierno, creo que os resultarán interesantes, en concreto, esta fragancia de Guerlain con un toque licoroso y dulce que me parece mucho más indicado para la época de frío. 

En primer lugar, y para no perder la costumbre, os diré que esta fragancia en mi piel, me recuerda al estilo de Lolita Lempicka eau de parfum. Es un perfume floral, dulce, amaderado y con toque balsámico. Las notas que se reconocen en este perfume son: lavanda, vainilla, cumarina, bergamota, iris, jazmín y sándalo. 

La cumarina procede originariamente del haba tonka, aunque está presente en otras especies vegetales. Esta nota aporta al conjunto del perfume un toque balsámico y dulce y suele hacer una estupenda combinación con la vainilla, el chocolate y el tabaco, entre otras notas. 

Como he mencionado en el comienzo de esta entrada, me parece un perfume mucho más adecuado para la época más fría, porque en verano puede resultar algo pesado. Es un aroma formal y ocasional, y desde mi punto de vista, mucho más enfocado a la noche. Tiene un rango de edad muy amplio, pero no lo veo especialmente indicado para chicas muy jóvenes, ya que, en mi opinión, proyecta una imagen algo seria. Posee buena fijación y debo decir que a medida que evoluciona esta fragancia, me recuerda aún más a Lolita Lempicka eau de parfum. 

No pretendo ser muy cruel respecto a mi valoración final del perfume, me abstengo de comentar nada respecto a su imagen y el aspecto del envase, porque a estas alturas, creo que todos sabéis que es Angelina Jolie, la encargada de poner la imagen a esta fragancia, y porque el envase, es elegante, clásico y, en términos generales, bastante bonito, pero tengo la impresión de que ni Angelina ni el envase encajan con la fragancia. 

El aroma de este perfume es fiel al dictado de la moda en perfumería, y en mi opinión, no creo que sobreviva mucho tiempo en el mercado, pues no aporta rasgos diferenciadores respecto a otros perfumes. Aunque evidentemente hablo desde mi punto de vista, como clienta bastante exigente, todo hay que decirlo. 

Espero que os haya resultado interesante este pequeño análisis. Contadme vuestras impresiones, si es que lo tenéis o lo habéis probado, y si habéis dado con algún flechazo de temporada. Muchísimas gracias por vuestras lecturas y comentarios. Nos leemos el próximo fin de semana.