13 abril 2015

La Panthère Légère Cartier

¡Muy buenos días!

¿Cómo estáis chicos? He tardado más de lo habitual en actualizar el blog, por problemas técnicos (no tenía internet en casa) y escasez de tiempo. Una vez subsanados los dos inconvenientes, aquí os dejo con la reseña de hoy. Espero que estéis preparados para disfrutar de la lectura de una nueva entrada ;-). Comenzamos...

Apenas ha transcurrido un año desde el lanzamiento de La Panthère, con motivo del centenario del icono figurativo de la Maison Cartier y ya contamos con una nueva versión: La Panthère Légère, tan adictiva y fascinante como su predecesora.


La Panthère fue sin ninguna duda, uno de los mejores lanzamientos del 2014, de hecho tuvo una gran acogida por la prensa internacional y recibió prestigiosos premios a lo largo del pasado año. Si queréis ampliar la información sobre La Panthère y conocer mis impresiones en detalle, os recomiendo que os paséis por la entrada que publiqué del mismo hace aproximadamente un año.

Si hay algo que me fascina de La Panthère es su aroma intenso y suave al mismo tiempo. Intenso por la impactante presencia de la gardenia. Suave por la caricia del almizcle. Mathilde Laurent, perfumista de la Maison, concibe sus creaciones como si fueran joyas, propiamente dichas. Sus máximas son exceso y pureza. Ensalza el protagonismo de una nota, tal y como si fuera una piedra preciosa, y lo acompaña de un engaste sencillo de notas sutiles que realzan la belleza de la nota principal. Así pues, en La Panthère la piedra preciosa sería la gardenía y como engaste destacaría la presencia de los almizcles.

La Panthère Légère es "una versión radiante y solar de La Panthère que desvela una nueva faceta del acorde floral felino, magnético y luminoso". "Una gardenia resplandeciente, un almizcle suave y aterciopelado, iluminados por las notas de la flor de tiaré". La flor de tiaré tiene un aroma dulce, cálido y exótico. Su olor se suele asociar mucho a la época estival porque curiosamente con los brotes de la flor y el aceite de coco se elabora el famosísimo monoï de Tahití. El nombre científico del tiaré es Gardenia Tahitensis, ya que está emparetada en términos botánicos con la gardenia. 

Así pues La Panthère Légère introduce pequeños cambios con toques de vainilla y tiaré, manteniendo los acordes florales de gardenia, afrutados y chipres de la fragancia original. En principio podría parecer que la vainilla y el tiaré le pueden aportar demasiada calidez a la fragancia, y quizás no se entienda el calificativo "Légère". Paradójicamente esta nueva versión, a pesar de la introducción de estas notas, resulta más suave o ligera que la fragancia original, aunque debo deciros que no afecta en absoluto a la fijación de la misma. La duración de la fragancia en la piel es excelente, y el aroma que perdura en la piel o en la ropa enamora.

El parecido entre ambas es reconocible, es fácil detectar cuál es cuál, o quizá debiera decir quién es quién. La Panthère y en este caso, La Panthère Légère son fragancias con mucha personalidad. Si al acorde chipre le sumas el carácter adictivo de los almizcles, que evocan la suavidad del pelaje del felino, y el cuero, el resultado no puede ser más arrebatador. Es una fragancia con la que no vas a pasar desapercibida en distancias cortas, a pesar de todo su estela es moderada, no se proyecta demasiado ni invade el "espacio olfativo" de los demás.

Tengo que confesar que cuando en febrero me enteré del lanzamiento de esta fragancia y leí La Panthère Eau de Parfum Légère pensé ¿Légère? ¿cítricos o notas verdes en La Panthère? Es muy común en perfumería, adaptar una fragancia intensa para la estación más cálida con notas más ligeras, pensé en cítricas o verdes, porque fue lo primero que se me pasó por la cabeza. Sin embargo, leí las notas y me resultó todavía más curioso que Mathilde Laurente tratase de crear una fragancia más ligera con notas de vainilla y tiaré, puesto que todo el mundo conoce el aroma cálido y dulce de ambas notas. Supongo que es de alabar la maestria de la perfumista de Cartier, por varios motivos. Uno porque ha respetado y mantenido la esencia de La Panthère, y dos porque ha recreado perfectamente una versión más ligera sin perder un ápice de la identidad del felino.

Creo que para las fans de La Panthère, entre las que me incluyo, La Panthère Légère os va a conquistar tanto o más que la fragancia anterior. El aroma de fondo que deja en la piel y en la ropa es indescriptiblemente bueno. El adjetivo que mejor lo define es adictivo. En definitiva no os perdáis esta fragancia si os gustan los perfumes florales y "sexys".

El envase de La Panthère supuso una innovación debido a la recreación en escultura interior de las facciones del rostro de una pantera, pues bien, creo que si La Panthère consiguió multitud de reconocimientos por el diseño del envase, La Panthère Légère no se quedará atrás, ya que en mi opinión su frasco "diamante", facetado en su exterior con el mismo rostro de la pantera conseguirá cautivar al público más selecto con los destellos y reflejos producidos por la luz, a través del cristal y el contenido de color ambarino de la fragancia. A mi personalmente, me gusta incluso más que el frasco anterior.

El aroma de La Panthère y su versión Légère es totalmente atemporal, se desmarca de la actual tendencia floral/gourmand. Es un perfume con un rango amplio de edad, yo lo situaría entre los 30 y 60 años. Es un chipre/moderno que destila elegancia, femineidad y sensualidad. La Panthère Légère resulta algo menos intensa que la fragancia original, y esto hace que sea más versátil. En cualquier caso, ambas fragancias me resultan especiales y formales. Aunque evidentemente, esto dependerá del estilo, de la personalidad y de las circunstancias que nos acompañan diariamente. 

Creo que no me queda mucho más que contaros. Os animo a probar esta nueva versión a todas aquellas que ya hayáis caído en las delicadas garras de La Panthère. Por favor contadme vuestras impresiones, me encantaría saber qué opináis sobre La Panthère y su nueva versión. Aprovecho este momento para deciros que voy a intentar publicar con una periodicidad semanal, y que voy a trasladar el día de publicación al lunes porque me resulta mucho más cómodo. Nada más chicos, os veo el próximo lunes a las 10:00h. Gracias por estar ahí, besotes y hasta otra.