27 enero 2015

Pluriel féminin Maison Francis Kurkdjian Paris

Bonjour!

Tengo que reconocer que los últimos meses del 2014 han sido muy positivos, en cuanto a mi aprendizaje sobre el mundo de la perfumería. En noviembre pude asistir a la conferencia que dio Francis Kurkdjian en Madrid con motivo de la exposición "El arte del perfume". Fue muy emocionante e interesante para mi porque me sentí como pez en el agua. También asistí a la presentación que hizo el comisario de la exposición, Chandler Burr. Fue de lo más relajada, divertidad y amena. 


Ese día probé un montón de fragancias y me traje a casa dos minitallas de los últimos lanzamientos del gran perfumista Francis Kurkdjian. Evidentemente he comenzado por la fragancia femenina, aunque tengo que deciros que no tardaré en reseñar su homónimo masculino. La verdad es que tengo bastante material para hablar en el blog, pero prefiero dosificarlo, porque también he tenido alguna que otra época en la que tengo que buscar debajo de las piedras para encontrar fragancias de las que hablaros. No sé si lo he comentado en alguna ocasión, pero vivo en un pueblo, y el pobrecito no tiene perfumerías. Con lo que a veces, me quedo sin fragancias de las que hablar. 

Os tengo que decir que nada más pulverizar la fragancia sobre el dorso de mi mano se me ha escapado un ¡madre mía!. Es una fragancia con toques frutales en la salida, floral, muy femenina, elegante con toque empolvado y también aroma a jabón de tocador, olor a limpio. El aroma de fondo en la piel es delicado, como el velo de aroma que pueden dejar en la piel unos polvos de talco perfumados. No es un perfume que se proyecte demasiado, no se ha creado para tal fin, sino para conquistar en las distancias cortas. Sin embargo, tiene una duración en piel más que considerable.

Cada vez me atraen menos esos perfumes que dejan estela a tu paso e invaden el espacio vital de los demás. No diré nombres para no herir sensibilidades, pero hay uno que he detectado muchísimo en mis viajes en metro y por la calle, y es como un puñetazo en la nariz. Lo mejor de todo es que está de moda. Lo dejo aquí porque si continuo voy a soltar el nombre y no es plan.

Quizás no sea cuestión del perfume, sino de la forma que tenemos de aplicarlo, o también cabe la posibilidad de que no nos paremos a pensar si un perfume nos sienta realmente bien. Como os comenté en una entrada anterior, a veces, y lo digo por propia experiencia, un perfume nos resulta realmente atractivo pero en nuestra piel no nos sienta bien. El mejor ejemplo que se me ocurre, es hacer un paralelismo con la moda. 

¿Cuántas veces no nos hemos encaprichado de un vestido o una prenda que en la percha parecía todo un primor, y después en los probadores hemos comprobado que resultaba ser un fiasco?. Pues ahí es dónde quiero ir a parar, cuando os enamoréis de un perfume, daos un tiempo, probáoslo y pedid opiniones, no porque sea más importante el criterio de los demás, si no porque una opinión neutral nos puede sacar de esa burbuja de ceguera o embelesamiento, que se crea cuando tenemos un flechazo, hacedme caso, que sé de lo que hablo.

Después de comprobar como evoluciona el perfume os puedo decir que tras observar el toque frutal, percibo un aroma similar al de la pera de agua, floral, empolvado y almizclado, mi piel destaca el aroma floral y ligeramente amaderado. Las notas que componen la fragancia son: jazmín, azahar, rosa, muguet, iris, violeta, vetiver y pachuli. Destacan las notas de muguet, rosa y vetiver. Tanto es así que casualmente me ha recordado levemente a Comme une evidence que también contiene notas de muguet. Usaré este perfume en alguna otra ocasión y os contaré su efecto, porque me temo que no va a pasar desapercibido. 

Es de esas fragancias que recomendaría a una futura novia para el día de su boda. Me parece muy elegante, femenino y delicado. Yo me veo con un vestido blanco y un ramo de flores entre las manos con este perfume. Bueno, creo que no me queda mucho más que añadir sobre esta fragancia. Si, os interesa la fragancia y queréis probarla, podéis hacerlo en la capital en Isolée y Le Secret du Marais. Espero como siempre que os haya resultado entretenida la entrada. Qué tengáis una estupenda semana. Besotes y hasta otra.

4 comentarios:

  1. Tiene que ser estupendo este perfume, por la manera de describirlo solamente creo que podría gustarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas probarlo pronto. Espero poder leer tus impresiones. Besos.

      Eliminar
  2. Aparte de que he soltado un "ooooooooooooooooooooooooooooooooh, qué buenoooooooooooooooo!" cuando he leído que asististe a esa conferencia y exposición, te diré que F. Kurdjian se está convirtiendo en uno de mis perfumistas favoritos.
    Según iba leyendo me recordaba un poco a Comme Une Evidence (al final caeremos las dos y la compraremos, lo sabes), y me lo has confirmado hacia el final.

    Y respecto a esos perfumes de moda, yo sí me voy a mojar: Sí de G. Armani y La Vie Est Belle de Lancöme, que son super dulces ambos y como te pillen sensible, te levantan una migraña a la brava. Al menos, a mi.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, al final nos compraremos Comme une Evidence. Va a ser mi premio por gastar los perfumes que me he propuesto para este año. Me estaba refiriendo a La vie est belle de Lancôme, me pasa como a ti, como tenga el olfato sensible, no lo aguanto. Sin embargo Sì de Armani se me hace más llevadero. Tenemos gustos similares... no digo más. Besos.

      Eliminar

Gracias por comentar ;-)