24 noviembre 2014

Retazos sobre perfumes III

Muy buenos días.

Hoy os traigo la tercera y última entrega de esta recopilación que he titulado "Retazos sobre perfumes". Posiblemente se pueda ampliar si surgen nuevas preguntas y respuestas sobre este apasionante mundo. Espero que os resulte interesante, y responda a algunas de vuestras dudas. Sin más preámbulos, comienzo...


Hace unos años leí en la página oficial de Guerlain que la caducidad de una fragancia es de un año, una vez que lo abres. En muchos envases aparece una caducidad de 36 meses. Yo pienso que un año, puede ser excesivo, porque la experiencia me ha demostrado que muchos perfumes duran mucho más, incluso más de tres años, pero considero que es la caducidad recomendable, y a partir de la cual no se garantiza la continuidad del buen estado del mismo.

Parece ser que las fragancias actuales no dejan manchas en la ropa, yo no perfumo nunca sobre la ropa. Ya os comenté en la entrada titulada Once maneras de ponerse un perfume que vaporizo la fragancia sobre la piel antes de vestirme, no me gusta perfumar la ropa. No os puedo asegurar que los perfumes actuales no manchen, y menos teniendo una experiencia en la que me cargué una rebeca de color rosa muy pálido poniendo Kenzo Amour sobre la misma. Al cabo de unas horas de aplicarme el perfume me di cuenta de que me habían aparecido manchas amarillentas en los lugares en los que había vaporizado el perfume. Quizás la calidad de la rebeca era un tanto cuestionable, no lo sé, sólo os puedo decir que nunca más pude usar esa rebeca. Sobre ropa oscura es evidente que no se va a apreciar, pero si son prendas claras yo personalmente evitaría aplicar perfume. 

En cuanto a la cantidad de fragancia que debemos ponernos os puedo decir que es muy relativo y que depende las circunstancias y de la fragancia en cuestión. Son normas no escritas, si se trata de un agua de colonia fresca, te puedes duchar con él si te apetece. Si se trata de un perfume intenso, lo mejor es aplicarlo con mesura, fundamentalmente para no sentirnos incómodos y también para no molestar a la gente de alrededor.

Tengo una anécdota que jamás olvidaré porque me causó muchísima impresión. Ibamos a Madrid en autobús y en primera fila se puso una señora con un perfume que podría haber destruído a varios batallones, si se hubiera utilizado como arma química. Eran las 7:00 u 8:00h de la mañana, mi olfato estaba fresquísimo y tuve que irme hacia el final para no morir asfixiada. Creo que hay un momento para cada fragancia, y aunque intentaráis defender la causa, alegando que la señora iba encantada con su perfume, yo os puedo decir que no era ni la situación: un viaje en autobús, un día de diario, ni el momento, primera hora de la mañana para ponerse ese perfume. Es como si te pones un vestido de noche para ir a trabajar, ¿no,verdad? Pues en perfumería sucede lo mismo.

Hace unos años hice una entrada titulada Confecciona tu fondo de armario (perfumero) y defendía el tener al menos tres perfumes. Uno me parece algo limitado, y tres el número perfecto. Todos tenemos diferentes situaciones a lo largo de la semana. Las tareas cotidianas, el trabajo, los estudios, los fines de semana en los que sales por la noche, o eventos tipo bodas, bautizos y comuniones, ya sabéis en los que nos vestimos mucho más formal. Pues pienso que tener una fragancia para cada una de estas situaciones es lo ideal. Evidentemente son mis sugerencias, y podéis seguirlas o no. Hasta aquí la entrada de hoy, espero y deseo que hayáis disfrutado de la lectura. Qué tengáis una semana sensacional. Besotes y hasta otra.

2 comentarios:

  1. Me han gustado mucho estas entradas.
    Coincido contigo, hay momentos y momentos.
    A mi, por ejemplo me encanta Elle Saab EDP, pero no se me ocurre ponérmelo a las 8 de la mañana porque me caigo redonda. Es más, tengo fragancias que no utilizo cuando voy a trabajar porque me parecen invasivas en distancias cortas, aunque son muy moderadas en otras circunstancias.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan gustado. Muchas gracias. Te entiendo perfectamente respecto a Elie Saab. Es como si te pusieras uno de sus majestuosos vestidos para ir a trabajar ;-) Saludos.

      Eliminar

Gracias por comentar ;-)