17 noviembre 2014

Retazos sobre perfumes II

Muy buenos días.

Continuando con la entrada anterior en la que os transmito una serie de trucos o información sobre el uso de los perfumes basada en mi experiencia, hoy os voy a contar algunos consejos para hacer que los perfumes perduren más en la piel, también hablaré del "layering" o el uso de varias fragancias, y contenido adicional que espero os resulte interesante. Preparad un refresco y algo para picar, que hay mucho por leer.


En cuanto a la duración en la piel, os puedo decir que si sentís que la fragancia que os gusta no perdura como debería en vuestra piel, os voy a dar una seríe de consejos para ampliar en la medida de lo posible su duración. En primer lugar es conveniente que hidratéis la piel, se recomienda cremas o lociones corporales neutras para no interferir con el aroma del perfume, si no es neutra, podéis jugar, experimentar y combinar vuestra fragancia con una crema que tenga alguna nota en común. Es evidente que el perfume no va a evolucionar igual, pero a mi personalmente me gusta incluso más jugar con diferentes aromas.

Disfruto combinando la hidratante con el perfume y conseguir un aroma aún más personal. Si no os convence ninguna de las dos opciones, podéis adquirir la crema o loción corporal de la gama del perfume que tenéis. Es evidentemente mucho más cara, pero si os lo podéis permitir, y se trata de un perfume que usáis de modo ocasional, es la mejor opción.

También es posible que no se trate de la duración de la fragancia sino de que vuestro olfato se haya acostumbrado a la misma, y no la percibáis. Mi abuela intercambiaba sus perfumes cada día para que el olfato no se acostumbrara y así disfrutar siempre de la fragancia que se ponía. Podéis preguntar a alguien de vuestra confianza si se nota o no vuestro perfume. Si se trata de eso, basta con desacostumbrar de vez en cuando vuestro olfato e intercalar otras fragancias.

Yo no tengo problemas con la duración de los perfumes en mi piel, la verdad. Es una suerte, tampoco me preocupa u obsesiona el tema. El perfume dura lo que dura, y no le pido peras al olmo. Si pasáis el día entero fuera de casa, y surgen planes llegada la noche, lo mejor es llevar un perfumador de bolso, o el formato más pequeño de la fragancia para retocar, o quizás muestras de otras fragancias.

Otro asunto del que hablé en una entrada hace tiempo, llamada ¿Aburrid@ de tus perfumes?... Prueba con el layering es el de combinar fragancias. No es que lo haga con todos los perfumes que tengo, pero es una opción por ejemplo, si hay algún perfume que no te encaja del todo, se puede hacer más llevadero si se usa con otro perfume que te resulte más agradable, o simplemente por el placer de mezclar aromas diferentes.

Quizás os parece una técnica algo arriesgada. Requiere un poco de práctica, y conocer bien las fragancias. El resto es intuición, como en la moda. Siempre mezclo Lolita Lempicka edt con Fleur defendué, ambas son de Lolita Lempicka, tienen notas en común. La primera es más fresca, la segunda más cálida. Las pulverizo en zonas diferentes del cuerpo, no las mezclo en sentido estricto. Es el aroma que se desprende de mi cuerpo el que presenta la combinación de los dos perfumes. A mi me agrada muchísimo, creo que el resultado es muy bueno.


Se recomienda aplicar el perfume principalmente en las zonas del cuerpo donde se siente el pulso, así es el caso de la parte interior de los codos y las muñecas, en el cuello en la zona posterior de las orejas, pero yo sigo las instrucciones de la sabia Coco Chanel que sugirío que debemos perfumarnos donde queramos ser besadas. En definitiva, aplicaros el perfume donde os apetezca, siempre con un poco de juicio. El cabello es una buena opción para perfumarse ya que con el viento y el movimiento consiguiente puede apreciarse la estela de la fragancia. Yo particularmente no lo hago. Hay algunas fragancias que cuentan en su gama con spray específico para el cabello. Aunque no suele ser muy común.

Un consejo importante, no os frotéis las muñecas cuando probáis u os ponéis un perfume. La práctica es de lo más común. La fricción y el calor, hace que la fragancia se evapore o evolucione mucho más rápido, por lo que no tiene mucho sentido.

Y hasta aquí mi repaso a esos trucos, consejos o información útil para el uso adecuado de los perfumes. Espero que os haya resultado de interés, y que en medida de lo posible, os haya ayudado, resuelto dudas, o aportado ideas con respecto a los perfumes. Me encantaría que me dieráis vuestras impresiones. El lunes que viene tendréis la tercera y última entrega de esta sección. Besotes y hasta otra. 

3 comentarios:

  1. Yo también soy clásica en la aplicación del perfume (en los pulsos y puntos clave), salvo cuando noto que se evapora muy rápido, y entonces recurro a perfumar la ropa, o mezclarla con mi hidratante corporal.

    También me interesa lo del layering, aunque es algo arriesgado, a veces te llevas muy buenas sorpresas.

    Un abrazo y gracias por estas entradas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se trata de un agua fresca yo vaporizo el perfume por el cuello sin control. Te animo a que sigas experimentando con tus perfumes, como bien dices, en ocasiones te llevas gratas sorpresas. Con el añadido de que llevas un aroma totalmente personal. Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  2. Hola!!

    Acabo de descubrir tu blog, una delicia! He pasado de post en post casi sin darme cuenta. Reconozco que soy una loca de los perfumes (en periodo de rehabilitación ),aunque hace tiempo que no me identifico con ninguno, desde que descatalogaron sensi, de Armani. Una pena, porque no encuentro otro igual.

    Gracias por todos los consejos. Un saludo :)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)