24 noviembre 2014

Retazos sobre perfumes III

Muy buenos días.

Hoy os traigo la tercera y última entrega de esta recopilación que he titulado "Retazos sobre perfumes". Posiblemente se pueda ampliar si surgen nuevas preguntas y respuestas sobre este apasionante mundo. Espero que os resulte interesante, y responda a algunas de vuestras dudas. Sin más preámbulos, comienzo...


Hace unos años leí en la página oficial de Guerlain que la caducidad de una fragancia es de un año, una vez que lo abres. En muchos envases aparece una caducidad de 36 meses. Yo pienso que un año, puede ser excesivo, porque la experiencia me ha demostrado que muchos perfumes duran mucho más, incluso más de tres años, pero considero que es la caducidad recomendable, y a partir de la cual no se garantiza la continuidad del buen estado del mismo.

Parece ser que las fragancias actuales no dejan manchas en la ropa, yo no perfumo nunca sobre la ropa. Ya os comenté en la entrada titulada Once maneras de ponerse un perfume que vaporizo la fragancia sobre la piel antes de vestirme, no me gusta perfumar la ropa. No os puedo asegurar que los perfumes actuales no manchen, y menos teniendo una experiencia en la que me cargué una rebeca de color rosa muy pálido poniendo Kenzo Amour sobre la misma. Al cabo de unas horas de aplicarme el perfume me di cuenta de que me habían aparecido manchas amarillentas en los lugares en los que había vaporizado el perfume. Quizás la calidad de la rebeca era un tanto cuestionable, no lo sé, sólo os puedo decir que nunca más pude usar esa rebeca. Sobre ropa oscura es evidente que no se va a apreciar, pero si son prendas claras yo personalmente evitaría aplicar perfume. 

En cuanto a la cantidad de fragancia que debemos ponernos os puedo decir que es muy relativo y que depende las circunstancias y de la fragancia en cuestión. Son normas no escritas, si se trata de un agua de colonia fresca, te puedes duchar con él si te apetece. Si se trata de un perfume intenso, lo mejor es aplicarlo con mesura, fundamentalmente para no sentirnos incómodos y también para no molestar a la gente de alrededor.

Tengo una anécdota que jamás olvidaré porque me causó muchísima impresión. Ibamos a Madrid en autobús y en primera fila se puso una señora con un perfume que podría haber destruído a varios batallones, si se hubiera utilizado como arma química. Eran las 7:00 u 8:00h de la mañana, mi olfato estaba fresquísimo y tuve que irme hacia el final para no morir asfixiada. Creo que hay un momento para cada fragancia, y aunque intentaráis defender la causa, alegando que la señora iba encantada con su perfume, yo os puedo decir que no era ni la situación: un viaje en autobús, un día de diario, ni el momento, primera hora de la mañana para ponerse ese perfume. Es como si te pones un vestido de noche para ir a trabajar, ¿no,verdad? Pues en perfumería sucede lo mismo.

Hace unos años hice una entrada titulada Confecciona tu fondo de armario (perfumero) y defendía el tener al menos tres perfumes. Uno me parece algo limitado, y tres el número perfecto. Todos tenemos diferentes situaciones a lo largo de la semana. Las tareas cotidianas, el trabajo, los estudios, los fines de semana en los que sales por la noche, o eventos tipo bodas, bautizos y comuniones, ya sabéis en los que nos vestimos mucho más formal. Pues pienso que tener una fragancia para cada una de estas situaciones es lo ideal. Evidentemente son mis sugerencias, y podéis seguirlas o no. Hasta aquí la entrada de hoy, espero y deseo que hayáis disfrutado de la lectura. Qué tengáis una semana sensacional. Besotes y hasta otra.

21 noviembre 2014

Narciso Rodriguez Narciso

Muy buenos días, chic@s.

Había leído algunas notas de prensa, reseñas y críticas sobre Narciso, pero curiosamente no me había formado una idea muy definida del perfume, por lo que lo tenía en el punto de mira. Aproveché un día en Madrid para probar algunas fragancias que no encuentro en las perfumerías que suelo frecuentar en Toledo. Narciso fue la primera fragancia en la que pensé nada más entrar a la perfumería. Despertaba muchísimo mi curiosidad, puesto que tengo en alta estima a la firma. Pueden gustarte más o menos sus fragancias, pero nadie cuestiona la calidad de las mismas. Son, coloquialmente hablando, "perfumones"


Pues bien, creo que alguien debería haber inmortalizado mi cara con una fotografía, porque me quedé impresionadísima. Las cámaras de seguridad de la tienda gozan de esa imagen. Mi cara de sorpresa se debió a que reconocí una o varias notas en común con otra fragancia que conozco bien. Como siempre, antes de hablar y ponerlo por escrito en una reseña, me he cerciorado y he comparado las notas que componen Narciso y la fragancia a la que me recordó, y parece que coinciden en dos, que son justamente las que más destacan en ambos perfumes. 

Las notas que se reconocen en Narciso son: gardenia, rosa blanca, almizcle, vetiver y cedro. Es una fragancia floral, amaderada, con predominio de la nota almizclada. Me pareció un perfume intenso, elegante, con un punto clásico y refinado. Tiene cierto dulzor procedente del aroma de la gardenia.

La gardenia me recuerda inevitablemente a mi abuela, es por eso que quizás a mi me vengan a la cabeza calificativos como clásico o refinado. Mi abuela usó durante años una fragancia de Yves Rocher que posiblemente algunos de vosotros conoceréis, que se llamaba Pur Dèsir de Gardenia. Yo también lo tuve, no sé si fue un regalo de mi madre o de mi propia abuela, en cualquier caso, en la fragancia de Narciso Rodriguez se reconoce fácilmente el aroma de esta flor. 

El perfume al que me recordó mucho en la salida fue a La Panthère de Cartier. Sus notas principales son: gardenia, almizcle, musgo de roble, cuero, pachuli, ruibarbo y frutas secas. A mi juicio, La Panthère es un perfume más complejo, más sexy y con muchos más matices. De hecho, comparé uno y otro en la perfumería y la dependienta me dio la razón en cuanto a que ambas fragancias compartían cierto parecido, pero evidentemente son composiciones diferentes. 

Narciso es un perfume mucho más adecuado para esta época de frío, ya que tanto por el aroma de la gardenia como en su conjunto, puede resultar algo cargante con temperaturas algo más elevadas. Lo encuentro ocasional y formal. Me recuerda a mi abuela porque la nota de gardenia es muy destacable y porque ella usaba una fragancia basada en esa nota, no porque me resulte un perfume antiguo. 

Podría ser mucho más gráfica y sugerir que estas dos fragancias son como diferentes versiones o reinterpretaciones de la nota de gardenia. Una especie de "gardenia de día" y "gardenia de noche". Yo personalmente me decanto por La Panthère a la que he rebautizado como "gardenia de noche" pues como he comentado anteriormente, es mucho más arrebatadora y más rica en matices.

Tiene una duración y una estela considerables. El envase es muy elegante y sofisticado. A mi me ha gustado mucho, la sobriedad de las líneas rectas y el color blanco. La imagen del perfume es Raquel Zimmermann, que ya lo fue de mi adorado Love, Chloé hace unos años. Creo que será otro de los más vendidos en Navidades, aunque imagino que dependerá de lo mucho o poco que se publicite.

No me queda mucho más que contaros, sólo agradeceros vuestras lecturas y comentarios. Me encantaría que pudieráis probar ambos perfumes y me contaráis qué os han parecido. Feliz fin de semana. Besotes, hasta otra. 

17 noviembre 2014

Retazos sobre perfumes II

Muy buenos días.

Continuando con la entrada anterior en la que os transmito una serie de trucos o información sobre el uso de los perfumes basada en mi experiencia, hoy os voy a contar algunos consejos para hacer que los perfumes perduren más en la piel, también hablaré del "layering" o el uso de varias fragancias, y contenido adicional que espero os resulte interesante. Preparad un refresco y algo para picar, que hay mucho por leer.


En cuanto a la duración en la piel, os puedo decir que si sentís que la fragancia que os gusta no perdura como debería en vuestra piel, os voy a dar una seríe de consejos para ampliar en la medida de lo posible su duración. En primer lugar es conveniente que hidratéis la piel, se recomienda cremas o lociones corporales neutras para no interferir con el aroma del perfume, si no es neutra, podéis jugar, experimentar y combinar vuestra fragancia con una crema que tenga alguna nota en común. Es evidente que el perfume no va a evolucionar igual, pero a mi personalmente me gusta incluso más jugar con diferentes aromas.

Disfruto combinando la hidratante con el perfume y conseguir un aroma aún más personal. Si no os convence ninguna de las dos opciones, podéis adquirir la crema o loción corporal de la gama del perfume que tenéis. Es evidentemente mucho más cara, pero si os lo podéis permitir, y se trata de un perfume que usáis de modo ocasional, es la mejor opción.

También es posible que no se trate de la duración de la fragancia sino de que vuestro olfato se haya acostumbrado a la misma, y no la percibáis. Mi abuela intercambiaba sus perfumes cada día para que el olfato no se acostumbrara y así disfrutar siempre de la fragancia que se ponía. Podéis preguntar a alguien de vuestra confianza si se nota o no vuestro perfume. Si se trata de eso, basta con desacostumbrar de vez en cuando vuestro olfato e intercalar otras fragancias.

Yo no tengo problemas con la duración de los perfumes en mi piel, la verdad. Es una suerte, tampoco me preocupa u obsesiona el tema. El perfume dura lo que dura, y no le pido peras al olmo. Si pasáis el día entero fuera de casa, y surgen planes llegada la noche, lo mejor es llevar un perfumador de bolso, o el formato más pequeño de la fragancia para retocar, o quizás muestras de otras fragancias.

Otro asunto del que hablé en una entrada hace tiempo, llamada ¿Aburrid@ de tus perfumes?... Prueba con el layering es el de combinar fragancias. No es que lo haga con todos los perfumes que tengo, pero es una opción por ejemplo, si hay algún perfume que no te encaja del todo, se puede hacer más llevadero si se usa con otro perfume que te resulte más agradable, o simplemente por el placer de mezclar aromas diferentes.

Quizás os parece una técnica algo arriesgada. Requiere un poco de práctica, y conocer bien las fragancias. El resto es intuición, como en la moda. Siempre mezclo Lolita Lempicka edt con Fleur defendué, ambas son de Lolita Lempicka, tienen notas en común. La primera es más fresca, la segunda más cálida. Las pulverizo en zonas diferentes del cuerpo, no las mezclo en sentido estricto. Es el aroma que se desprende de mi cuerpo el que presenta la combinación de los dos perfumes. A mi me agrada muchísimo, creo que el resultado es muy bueno.


Se recomienda aplicar el perfume principalmente en las zonas del cuerpo donde se siente el pulso, así es el caso de la parte interior de los codos y las muñecas, en el cuello en la zona posterior de las orejas, pero yo sigo las instrucciones de la sabia Coco Chanel que sugirío que debemos perfumarnos donde queramos ser besadas. En definitiva, aplicaros el perfume donde os apetezca, siempre con un poco de juicio. El cabello es una buena opción para perfumarse ya que con el viento y el movimiento consiguiente puede apreciarse la estela de la fragancia. Yo particularmente no lo hago. Hay algunas fragancias que cuentan en su gama con spray específico para el cabello. Aunque no suele ser muy común.

Un consejo importante, no os frotéis las muñecas cuando probáis u os ponéis un perfume. La práctica es de lo más común. La fricción y el calor, hace que la fragancia se evapore o evolucione mucho más rápido, por lo que no tiene mucho sentido.

Y hasta aquí mi repaso a esos trucos, consejos o información útil para el uso adecuado de los perfumes. Espero que os haya resultado de interés, y que en medida de lo posible, os haya ayudado, resuelto dudas, o aportado ideas con respecto a los perfumes. Me encantaría que me dieráis vuestras impresiones. El lunes que viene tendréis la tercera y última entrega de esta sección. Besotes y hasta otra. 

11 noviembre 2014

Retazos sobre perfumes

Muy buenos días.

Hace algún tiempo Miss Potingues me propuso elaborar una entrada en la que expusiera una serie de trucos a tener en cuenta a la hora de perfumarse. En un primer momento, la idea no me entusiasmó ya que algunos de esos trucos los he conocido a través de Internet, hay cantidad de webs o blogs que hacen recopilación de esos trucos y pensé que quizás resultaría algo aburrido el hecho de plasmarlos de nuevo en otro blog. Me he animado porque aunque algunos no son de mi propia cosecha, si que puedo aportar mi opinión sobre esos trucos, basada nada más y nada menos que en mi experiencia. No es que presuma de ella, pero si hay algo que puedo destacar es la gran cantidad de tiempo que he dedicado a mi gran afición, que son los perfumes.


Llevo muchísimos años descubriendo y coleccionando fragancias. He cometido muchos fallos, he aprendido también mucho, es por eso que espero que esta entrada aporte información útil para los que os apetezca adentraros en este apasionante mundo, o simplemente a los que quieran hacer un buen uso de sus fragancias, o que casualmente anden buscando un perfume que les defina.

En primer lugar, si andáis sumergidos en la búsqueda de una fragancia con la que os sintáis cómodos, os voy a dar una serie de pautas que os pueden resultar útiles. Primero de todo, olvidáos por un momento de los perfumes que tiene la gente cercana a vosotros, y resetear vuestro cerebro de los últimos lanzamientos y anuncios que habéis visto en prensa, televisión, internet, etc...

Poneos frente a la estantería de perfumes, y probad aquéllos que os resulten más atractivos visualmente. No es algo infalible, evidentemente, pero el diseño de los envases está pensado para atraenos y creo que en ese diseño tienen en cuenta el público al que quieren ir dirigido. Puede surgir el flechazo. Descartad los perfumes que tiene la gente de vuestro entorno, si queréis algo propio que os defina, empezar por los de vuestros amigos/as no es un buen comienzo.

Es importante que vayáis a la perfumería por la mañana, todo lo pronto que podáis, ya que el olfato está más fresco, y podréis apreciar mucho mejor el aroma de los perfumes. Hay una norma al respecto en cuanto al número de fragancias que se pueden probar en un momento. Parece ser que a partir de tres perfumes, nuestro olfato pierde facultades, y el resto de fragancias que probemos en ese momento ya no las percibimos en todo su esplendor. Yo os puedo decir que rara vez he cumplido esa norma, porque cuando veo muchas novedades, o se me antoja probar perfumes que no había visto en otra ocasión me vuelvo loca.

Si tenéis suerte y habéis creído encontrar la fragancia de vuestros sueños, os aconsejo que os probéis el perfume en cuestión en vuestra piel, y os déis una vuelta, hagáis tiempo para probar como se desarrolla la fragancia en vosotros. Hay perfumes que nos pueden resultar totalmente adictivos en el papel secante, pero que en nuestra piel no se desarrollan tan deliciosamente como en el papel, y es una pena. Si nos llevamos un perfume con el desembolso que ello supone, mejor si le sacamos todo el potencial. Yo reconozco que en muchas ocasiones he sido totalmente impulsiva, y es por eso que si podéis comprar con mucha más sensatez, ahorraréis bastante dinero.

Es importante tener en cuenta que para conservar los perfumes en buen estado deben estar alejados de focos de luz y calor. Yo, personalmente me enfado cuando doy con perfumerías en las que tienen las fragancias sobre estanterías con focos de luz. Sólo tenéis que tocar el probador para comprobar la temperatura que alcanzan esos perfumes. Ya sé que es marketing, que los expositores con luz llaman más la atención, pero estoy segura de que hay otros modos de iluminar las estanterías sin perjudicar los perfumes.

Para los que tenéis una o unas pocas fragancias no es tan necesario que las conservéis en lugares fríos y preservados de la luz solar, ya que se supone que si las usáis con frecuencia, no os durarán más de uno o dos años, esto en el caso de que sean tres o cuatro. Si vuestra colección es tirando a considerable como es mi caso, es muy conveniente por no decir imprescindible que las mantengáis en sitios cerrados, y fríos. Yo personalmente las conservo en cajas de cartón dentro de un armario. El motivo es que con la llegada del frío, ponemos la calefacción y os puedo asegurar que el calor es aún más nocivo que la luz del sol. Hago cambio de perfumes, al igual que hago con la ropa cuando cambiamos de estación.

Hasta aquí la entrada de hoy, he decidido divirla en tres bloques ya que en conjunto el contenido es muy extenso. Espero que os haya resultado amena, interesante y útil. Si os ha gustado, el próximo lunes tendréis la segunda parte de la misma. Por favor, contadme todas vuestras impresiones, o aquéllo que os haya venido a la mente durante la lectura de la entrada. Gracias por estar ahí, besotes y hasta otra. Feliz semana :-D

07 noviembre 2014

Black Opium Yves Saint Laurent

Bonjour!

He decidido comenzar la entrada de hoy con un párrafo extraído de la página web de Yves Saint Laurent. Me ha impresionado muchísimo la descripción de la fragancia por eso me ha parecido oportuno compartirla con vosotros. Quizás de otro modo os perderíais este párrafo tan interesante. Si queréis ampliar información pasaos por la web de la firma. La idea o el concepto en el que se inspira la fragancia es muy sugerente. Al leer la descripción se me ha antojado incluso, y eso que no soy fan de la nota de café en esta fragancia.


Black Opium juega con la intensidad que surge del encuentro entre la oscuridad y una suave luminiscencia. Tan adictiva como el primer sorbo de cafeína, tan viva y luminosa como un bouquet de flores blancas y tallada con las notas amaderadas más envolventes, esta fragancia oriental y exquisita de nueva generación marca una ruptura con la composición de los perfumes clásicos y se inspira en el movimiento artístico del chiaroscuro, donde se realza la tensión entre las luces y las sombras, entre el blanco y el negro. Jugando con las paradojas, entre el amargor del acorde de café, nunca antes empleado en tales concentraciones en una fragancia femenina, y el resplandor de las flores blancas

Yves Saint Laurent lo presenta como el primer café floral. Al principio levantó algo de suspicacia por mi parte, porque pensé que no era nuevo incluir la nota de café en una fragancia femenina. Después me di cuenta de que efectivamente, Yves Saint Laurent presenta su fragancia con total propiedad, ya que lo define como café floral, y no al revés. Evidentemente no es el primer perfume femenino en incorporar la nota de café entre sus ingredientes. De hecho, recordé una fragancia que no es muy frecuente encontrar en perfumerías, ya que la marca no es muy común, pero por suerte si la podemos encontrar en España, y se trata de Trussardi. La fragancia en cuestión, se llama Inside y os la recomiendo si os parece que la nota de café en Black Opium es demasiado intensa para vuestro gusto. 

En el post en el que os hablé de Valentino Uomo, el café también hace acto de presencia. En esa reseña además comenté la curiosa coincidencia que he observado últimamente al encontrar café y notas gourmand en las fragancias masculinas que he reseñado en estos últimos meses. Desconozco si en fragancias masculinas la intensidad de la nota de café es mucho más elevada que en Black Opium, yo diría que si, pero desde luego, no voy a ser yo, quien ponga en duda el buen hacer de la maison francesa.

Como he comentado en la introducción, os confieso que la primera vez que leí "café floral" me molestó un poco porque me pareció muy arriesgado que Yves Saint Laurent presentara la fragancia de ese modo. Decir que es el primer café floral, cuando es tan fácil encontrar otras fragancias anteriores a Black Opium con características similares, me pareció atrevido, para que engañaros. Aún así hice mis pesquisas y comprobé que la nota de café es mucho más común en perfumes masculinos, y es en éstos donde su aroma es mucho más embriagador o potente. Sin embargo, parece ser que nunca antes se había empleado la nota de café con tanta "intensidad" en fragancias femeninas.

Probé Black Opium en la Vogue Fashion's Night Out, me dieron un secante y me decepcionó un poco la presencia del café porque a mi particularmente no me agrada, se lo dí a probar a Bárbara y me dijo: "huele a caramelo de café" y dio en el clavo. Al principio es como estar "saboreando" un caramelo de café. Las notas que componen esta fragancia son: café, jazmín Sambac, absoluto de azahar, vainilla, cedro y pachuli.

Al igual que os he comentado que la salida no me entusiasma por el aroma tan perceptible del café, os puedo decir que el aroma de fondo es increiblemente bueno. Dulce, sin ser excesivo, sugerente, bien equilibrado, muy, muy agradable. Lástima que Black Opium no me atraiga en todo su conjunto, si no os garantizo que sería uno de los firmes candidatos para engrosar mi lista de deseos.

Es una fragancia nocturna en principio, aunque no descartaría usarlo en cualquier momento del día, en un contexto adecuado y con temperaturas bajas. Es un perfume elegante, sofisticado y adictivo. A mi personalmente me parece ocasional, no lo usaría todos los días. Recomendadísimo si os gustan las fragancias envolventes, con un fondo cálido y dulce, y por supuesto si os entusiasma el aroma de café, es ideal en otoño e invierno. Así que si estáis buscando una fragancia ocasional para esta época, probadla, os va a encantar.

El envase me parece una auténtica joya y resulta de lo más femenino. El efecto de purpurina resalta el negro y crea un bonito contraste con el tono oro rosado del círculo central.

Es otro de los anuncios más populares en televisión. Últimamente lo veo de forma frecuente y tengo que decir que la música me parece perfecta, tiene algo que consigue captar mi atención. Será otro de los anuncios publicitarios que más veamos en estas próximas Navidades, y por lo que he podido observar, creo que Black Opium será uno de los más vendidos de cara a la campaña de Navidad, es un perfume de cinco estrellas: aroma, diseño del envase, campaña de publicidad, todo perfectamente cuidado.

Espero que os haya resultado interesante. Probadlo y contadme vuestras impresiones. Qué tengáis un maravilloso fin de semana. Besotes y hasta otra.

03 noviembre 2014

Chloé Love Story

Muy buenos días. 

Antes de entrar en materia y comentaros mis impresiones sobre esta fragancia voy a hacer una breve introducción para poneros en situación. Como he comentado en numerosas ocasiones, Chloé es una de mis marcas preferidas de perfumes, de hecho, como sabéis tengo hasta el momento todas sus fragancias emblema, la archifamosa, Chloé en su versión eau de parfum, Love, Chloé también en su versión eau de parfum y See by Chloé. Es por eso que a comienzos de verano, cuando me enteré de que la firma presentaba una nueva fragancia en la capital francesa, yo no pude evitar emocionarme con la noticia. Ya me estaba mentalizando de que sería otro perfume que pasaría a formar parte de mi colección. 


Las fragancias de Chloé tienen varios puntos en común que resultan de mi agrado. El primero de ellos es que son florales muy femeninos, y me diréis: ¿qué fragancias florales no son femeninas? Hay excepciones, evidentemente pero las fragancias que destacan por su aroma floral se suelen asociar a nosotras, las mujeres. Pero es que además Chloé sabe darle a sus fragancias un toque muy chic, esa gracia o estilo parisino que tanto nos gusta a muchas. 

En la salida me ha recordado muchísimo a otro perfume, en concreto a Jour d'Hermès. Os hablé de esta fragancia hace unos meses, también la mencioné en otra entrada que hice en la que resumí todos los perfumes que he comprado durante mi residencia en Alemania. En las notas centrales también me la recuerda en parte. Jour d'Hermès y Love Story tienen en común el predominio de flores blancas y el fondo almizclado. Las notas de salida me han defraudado un poco, a pesar de que ya sabía que el azahar y el nerolí eran dos de sus notas, me esperaba algo sumamente delicioso. He aquí lo malo de crearse ilusiones o expectativas. Yo no aprendo, así que me llevo decepciones de este tipo con relativa frecuencia. 

Al margen de eso os diré que la salida es luminosa, fresca y floral, con predominio de las notas de azahar y nerolí. Hacia las notas medias, mejora muchísimo desde mi punto de vista, tiene un aroma dulce, y almizclado y amaderado y resulta bastante más sugerente. Como he dicho en el párrafo anterior, también aquí en las notas centrales, hay algo que me recuerda a Jour d'Hermès. La madera de cedro, o el aroma de cedro es muy fácil de reconocer, ya que recuerda al olor de los lápices de colores de Alpino. ¿Quíen no ha tenido una caja de lápices de colores de esa marca? Pues si reconocéis su aroma, podréis identificar el cedro en perfumes. En Love Story es muy notable la presencia de madera de cedro. 

Hacia las notas de fondo Love Story y See by Chloé tienen cierto parecido. Se vuelven a percibir notas florales en combinación con el almizcle. Me estoy enamorando del aroma de fondo, así lentamente. Tiene algo un toque jabonoso y dulce que es posible que se deba a la presencia del jazmín de Madagascar y que por su intensidad pueda fascinar a algunas y molestar a otras.

Sinceramente creo que esta fragancia no va a caer en mis redes porque eché el candado a mi tarjeta en cuanto a perfumes se refiere y porque comparte estilo con Jour d'Hermès, que como habéis leído, ya lo tengo. De cara a las Navidades, Love Story tendrá bastante tirón comercial, porque reúne características que lo hacen muy interesante. La campaña publicitaria que veremos bastante por esas fechas, el diseño del envase, y un aroma chic, floral y femenino. 

El envase se asemeja al de su fragancia homónima, Chloé pero evoca la forma de un candado como los que emplean millones de parejas para sellar su amor colgado en los márgenes de un puente. El diseño me parece muy cuidado, elegante y sofisticado.

Es una fragancia de día, o para eventos formales. No la veo, sin embargo, para la noche. Si me conocéis sabréis que hago una clara distinción entre perfumes nocturnos y diurnos. Love Story, me evoca luz y blanco, por la presencia de las flores blancas, por eso que no me parece que encaje en la noche. En cuanto a la época, os diría que la primavera es la estación más adecuada para esta fragancia, pero eso no implica el que no se pueda usar en cualquier otro momento.

Si no os gustan las fragancias con predominio floral, la podéis descartar. Si Jour d'Hermès es una de vuestras fragancias preferidas, podéis probarla, a ver si tenéis el mismo flechazo que con el perfume de Jean Claude Ellena. Aunque os recuerdo que yo me quedé casi en shock cuando probé la fragancia de Hermès y la de Chloé, os puedo decir que no me ha impactado tanto. 

No me queda mucho más que añadir, creo que a las fans de Chloé, les va a gustar. Por el contrario, pienso que a las que no os sentís cómodas con esta marca, y con su estilo de fragancias, os va a suceder lo mismo con Love Story, por momentos le encuentro parecido con See by Chloé, aunque muy leve. Qué tengáis un estupendo fin de semana. Besotes, hasta otra.