24 octubre 2014

Locura de Azahar Victorio & Lucchino

Muy buenos días. 

"Fresca, sutil, caprichosa, nos hechiza de un modo tan sorprendente e inusual que al atraparnos provoca una inmensa locura de seducción". He querido comenzar la reseña de hoy con la descripción que hacen de ella sus creadores. Es tal y como la describen, aunque quizás exageran un poco en cuanto a lo de "locura de seducción". Puede resultar atractiva, no lo niego, pero tal vez debido a su sencillez y frescura, son dos de sus puntos fuertes.


Locura de Azahar ha sido uno de los regalos que recibí el sábado por mi cumpleaños. Intuía que alguien me regalaría un perfume, o una fragancia, dado lo mucho que me entusiasman, y eso que no los incluí en mi lista de deseos para no incrementar el número de perfumes de mi colección. Pero al igual que "el dinero llama al dinero", los perfumes deben llamar a los perfumes, porque no me regalaron una sola, sino que recibí dos fragancias. 

Curiosamente unas horas antes de abrir mis regalos, tomé un té moruno con agua de azahar y aluciné con el aroma tan exquisito de ese agua. Hace unos días comenté en Twitter que el ambientador de azahar de casa, -parece que el azahar me estaba mandando señales-, en lugar de relajarme me producía el efecto contrario, me irritaba un poco, incluso me provocaba dolor de cabeza. Imagino que la calidad de ese ambientador es bastante cuestionable, porque no tiene nada que ver con el aroma del azahar que probé en la tetería, y debido a que, en ocasiones, mi olfato pasa de fino a susceptible, y algunos aromas en particular me molestan.

Esta fragancia es como una infusión de hojas de naranjo. Un ramo de flores de azahar, jazmín y tuberosa, y un toque de notas amaderadas y almizcladas. Es una fragancia muy sencilla, y creo francamente que esa sencillez es en la que reside su encanto. Las notas que componen esta fragancia son: bergamota, nerolí, azahar, jazmín, tuberosa, notas amaderadas y almizcle. Pensaba que nerolí y azahar son lo mismo, y en cierto modo, así es. La diferencia que reside entre ambas es que el nerolí es la flor de la variedad del naranjo amargo, mientras que el azahar lo es del naranjo dulce. 

Locura de Azahar pertenece a una serie llamada Capricho floral que se compone de tres fragancias en total, Tentación de Rosas y Secreto de Gardenia son los nombres de las otras dos. Si os interesa que hable de ellas en el blog, decídmelo que me pongo encantada con la tarea. 


Anoche me puse un poco de esta fragancia sobre el cuello antes de irme a la cama, para descubrirla mientras leía, y no sé si casualidad o no, pero os puedo asegurar que he dormido como un bebé. Muchas de las notas que se reconocen en esta fragancia tienen propiedades calmantes reconocidas según la aromaterapia. De modo que si estáis buscando una fragancia sencilla para planes relajados, sin pretensiones, y os gusta el aroma de las flores blancas, os recomiendo que os paséis por la perfumería y la probéis. 

No puedo evitar pensar cada vez que la pruebo en Andalucía, supongo que el hecho de que sea de Victorio & Lucchino es un gran puntazo, si...pero es que el aroma del azahar, los naranjos y todo lo que me inspira, me sugiere tierras andaluzas. Pienso en calles encaladas, sol y naranjos en flor. 

El envase es muy sencillo. El diseño de la caja me gusta mucho, tanto que la voy a conservar hasta que termine la fragancia; simula un encaje blanco sobre un fondo amarillo, me resulta muy alegre.

No me queda mucho más que contaros chic@s, gracias por estar ahí. Decidme si habéis probado Locura de Azahar, o alguna de otras las fragancias que compone esta colección, si os gustan las fragancias florales, si sentís fascinación por los perfumes de Victorio & Lucchino o si os entusiasma o no el aroma del azahar. Besotes y hasta otra.

1 comentario:

  1. Pues yo creo que esta me podría gustar y mucho, me acercaré a olerla seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)