31 octubre 2014

Givenchy Dahlia Divin

Muy buenos días.

Givenchy es una firma con la que no simpatizo, no nos entendemos, no hacemos buenas migas y es un hecho demostrable. Hay dos o tres fragancias de la maison que puedo salvar y son Organza, Ange ou Demon Le Secret y Ange ou Demon Jasmin Sambac (una edición limitada del año 2010). El resto no encaja conmigo, y hay una gama amplísima de perfumes en esta marca. No se trata de algo casual, las marcas suelen ser coherentes consigo mismas, siguen unos patrones comunes, porque es necesario tener un estilo propio que las identifique y las diferencie del resto. Es por eso que Givenchy no está entre una de mis favoritas.


Sin embargo, y a sabiendas de que no suelo tener feeling con Givenchy; el envase, su diseño y sus tonalidades cumplieron su función y yo caí en la trampa, como una abejita atraída por los brillantes colores de la corola de una flor. No tenía mucho tiempo para detenerme y probar perfumes, así es que solicité una muestra para traerla a casa, y así analizarla en profundidad y contaros mis impresiones más en detalle.

Pues bien...como cabría esperar Dahlia Divin, no es mi estilo de perfume. Ese trío de ases: pachuli, sándalo y vetiver que forma parte de sus notas de fondo, son demasiado "fuertes" para mi. Creo que puedo con ellos por separado, aunque no son mis notas favoritas, pero los tres juntos suelen ser demasiado. 

Es una fragancia con carácter, pero su aspecto dulce lo suaviza un poco. Las notas que se reconocen son: ciruela, jazmín Sambac, flores blancas, pachuli, sándalo y vetiver. He apreciado algunos "déja vu" porque el perfume en cuestión me ha recordado a La vie est belle de Lancôme en una versión algo más intensa y Viva La Juicy Gold Couture, de la que hablé hace no mucho en el blog, por ese punto dulzón, que acabo de mencionar.

Givenchy no arriesga, sino que va sobre seguro imitando o interpretando a su modo, el estilo de fragancias con una gran cantidad de fans. Clasifican el perfume como oriental floral, pero en la práctica creo que está en el límite entre la familia chipre y la familia oriental.

Retomo la idea de perfume con carácter para deciros que por su aspecto dulce y amaderado, me parece una fragancia perfecta para el frío que vendrá. Es bastante versátil en cuanto a que me la imagino tanto en eventos de día como de noche. Tiene un punto sexy a tener en cuenta, que también le hace adecuado para usar en ocasiones nocturnas. De hecho yo me imagino con este perfume envuelta en un buen abrigo y un cuello de lana. Es muy cálida, ideal para cuando los termómetros se desploman y nos acordamos de lo bien que estábamos en bikini tumbadas sobre la toalla. En cualquier caso, es una fragancia sofisticada y formal.

Lo he probado en mi muñeca y os puedo decir que al comienzo tiene una salida frutal muy dulce, demasiado para mi gusto, me gustan las salidas con notas frescas. Recuerda a fragancias gourmand, como Viva La Juicy Gold Couture de Viva La Juicy, Bonbon de Viktor & Rolf y Fantasy de Britney Spears. Si os gusta este tipo de perfumes, tenedla en cuenta para futuras adquisiciones. Transcurridos unos minutos ya se aprecian el sándalo, el vetiver y el pachuli. El aroma de fondo que perdura en la piel es mucho más sutil y más agradable desde mi punto de vista. 

El envase me parece una auténtica joya. La combinación de tonalidades: blanco, beige y dorado. El color del líquido, todo produce una armonía cromática, que transmite elegancia, sofisticación. "Un detalle de refinamiento final: el logo dorado de Givenchy, visible incluso cuando la botella se ve desde la parte posterior". 

La imagen de la fragancia es Alicia Keys, que luce espectacular con un vestido diseñado para ella por Riccardo Tisci, está bordado en hilo de oro y adornado con piedras preciosas. Creo que va a posicinarse bien en la lista de ventas de las próximas Navidades. Ahora decidme: ¿quién ha tomado nota para probarlo en la próxima visita a la perfumería?. No me queda más que contaros, chic@s. Qué lo paséis de miedo esta noche y tengáis un estupendo fin de semana ;-) Besotes, hasta otra.

4 comentarios:

  1. Es verdad que es un perfume fuerte. Se agradece el toque de vetiver pero sigue siendo un perfume de los que no dejan indiferentes. Sin embargo, o justamente por eso, nos parece perfecto para el invierno :)
    Y como bien señalas, el packaging y la imagen general destilan elegancia.
    Como siempre, un placer leer tu blog ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, por vuestro comentario. Me alegra mucho que os haya gustado. Como digo, creo que se venderá bastante bien en estas Navidades.

      Eliminar
  2. A mi las fragancias de Givenchy suelen gustarme mucho, pero esta en concreto no la he probado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual te llevas una grata sorpresa. Besos.

      Eliminar

Gracias por comentar ;-)