31 octubre 2014

Givenchy Dahlia Divin

Muy buenos días.

Givenchy es una firma con la que no simpatizo, no nos entendemos, no hacemos buenas migas y es un hecho demostrable. Hay dos o tres fragancias de la maison que puedo salvar y son Organza, Ange ou Demon Le Secret y Ange ou Demon Jasmin Sambac (una edición limitada del año 2010). El resto no encaja conmigo, y hay una gama amplísima de perfumes en esta marca. No se trata de algo casual, las marcas suelen ser coherentes consigo mismas, siguen unos patrones comunes, porque es necesario tener un estilo propio que las identifique y las diferencie del resto. Es por eso que Givenchy no está entre una de mis favoritas.


Sin embargo, y a sabiendas de que no suelo tener feeling con Givenchy; el envase, su diseño y sus tonalidades cumplieron su función y yo caí en la trampa, como una abejita atraída por los brillantes colores de la corola de una flor. No tenía mucho tiempo para detenerme y probar perfumes, así es que solicité una muestra para traerla a casa, y así analizarla en profundidad y contaros mis impresiones más en detalle.

Pues bien...como cabría esperar Dahlia Divin, no es mi estilo de perfume. Ese trío de ases: pachuli, sándalo y vetiver que forma parte de sus notas de fondo, son demasiado "fuertes" para mi. Creo que puedo con ellos por separado, aunque no son mis notas favoritas, pero los tres juntos suelen ser demasiado. 

Es una fragancia con carácter, pero su aspecto dulce lo suaviza un poco. Las notas que se reconocen son: ciruela, jazmín Sambac, flores blancas, pachuli, sándalo y vetiver. He apreciado algunos "déja vu" porque el perfume en cuestión me ha recordado a La vie est belle de Lancôme en una versión algo más intensa y Viva La Juicy Gold Couture, de la que hablé hace no mucho en el blog, por ese punto dulzón, que acabo de mencionar.

Givenchy no arriesga, sino que va sobre seguro imitando o interpretando a su modo, el estilo de fragancias con una gran cantidad de fans. Clasifican el perfume como oriental floral, pero en la práctica creo que está en el límite entre la familia chipre y la familia oriental.

Retomo la idea de perfume con carácter para deciros que por su aspecto dulce y amaderado, me parece una fragancia perfecta para el frío que vendrá. Es bastante versátil en cuanto a que me la imagino tanto en eventos de día como de noche. Tiene un punto sexy a tener en cuenta, que también le hace adecuado para usar en ocasiones nocturnas. De hecho yo me imagino con este perfume envuelta en un buen abrigo y un cuello de lana. Es muy cálida, ideal para cuando los termómetros se desploman y nos acordamos de lo bien que estábamos en bikini tumbadas sobre la toalla. En cualquier caso, es una fragancia sofisticada y formal.

Lo he probado en mi muñeca y os puedo decir que al comienzo tiene una salida frutal muy dulce, demasiado para mi gusto, me gustan las salidas con notas frescas. Recuerda a fragancias gourmand, como Viva La Juicy Gold Couture de Viva La Juicy, Bonbon de Viktor & Rolf y Fantasy de Britney Spears. Si os gusta este tipo de perfumes, tenedla en cuenta para futuras adquisiciones. Transcurridos unos minutos ya se aprecian el sándalo, el vetiver y el pachuli. El aroma de fondo que perdura en la piel es mucho más sutil y más agradable desde mi punto de vista. 

El envase me parece una auténtica joya. La combinación de tonalidades: blanco, beige y dorado. El color del líquido, todo produce una armonía cromática, que transmite elegancia, sofisticación. "Un detalle de refinamiento final: el logo dorado de Givenchy, visible incluso cuando la botella se ve desde la parte posterior". 

La imagen de la fragancia es Alicia Keys, que luce espectacular con un vestido diseñado para ella por Riccardo Tisci, está bordado en hilo de oro y adornado con piedras preciosas. Creo que va a posicinarse bien en la lista de ventas de las próximas Navidades. Ahora decidme: ¿quién ha tomado nota para probarlo en la próxima visita a la perfumería?. No me queda más que contaros, chic@s. Qué lo paséis de miedo esta noche y tengáis un estupendo fin de semana ;-) Besotes, hasta otra.

24 octubre 2014

Locura de Azahar Victorio & Lucchino

Muy buenos días. 

"Fresca, sutil, caprichosa, nos hechiza de un modo tan sorprendente e inusual que al atraparnos provoca una inmensa locura de seducción". He querido comenzar la reseña de hoy con la descripción que hacen de ella sus creadores. Es tal y como la describen, aunque quizás exageran un poco en cuanto a lo de "locura de seducción". Puede resultar atractiva, no lo niego, pero tal vez debido a su sencillez y frescura, son dos de sus puntos fuertes.


Locura de Azahar ha sido uno de los regalos que recibí el sábado por mi cumpleaños. Intuía que alguien me regalaría un perfume, o una fragancia, dado lo mucho que me entusiasman, y eso que no los incluí en mi lista de deseos para no incrementar el número de perfumes de mi colección. Pero al igual que "el dinero llama al dinero", los perfumes deben llamar a los perfumes, porque no me regalaron una sola, sino que recibí dos fragancias. 

Curiosamente unas horas antes de abrir mis regalos, tomé un té moruno con agua de azahar y aluciné con el aroma tan exquisito de ese agua. Hace unos días comenté en Twitter que el ambientador de azahar de casa, -parece que el azahar me estaba mandando señales-, en lugar de relajarme me producía el efecto contrario, me irritaba un poco, incluso me provocaba dolor de cabeza. Imagino que la calidad de ese ambientador es bastante cuestionable, porque no tiene nada que ver con el aroma del azahar que probé en la tetería, y debido a que, en ocasiones, mi olfato pasa de fino a susceptible, y algunos aromas en particular me molestan.

Esta fragancia es como una infusión de hojas de naranjo. Un ramo de flores de azahar, jazmín y tuberosa, y un toque de notas amaderadas y almizcladas. Es una fragancia muy sencilla, y creo francamente que esa sencillez es en la que reside su encanto. Las notas que componen esta fragancia son: bergamota, nerolí, azahar, jazmín, tuberosa, notas amaderadas y almizcle. Pensaba que nerolí y azahar son lo mismo, y en cierto modo, así es. La diferencia que reside entre ambas es que el nerolí es la flor de la variedad del naranjo amargo, mientras que el azahar lo es del naranjo dulce. 

Locura de Azahar pertenece a una serie llamada Capricho floral que se compone de tres fragancias en total, Tentación de Rosas y Secreto de Gardenia son los nombres de las otras dos. Si os interesa que hable de ellas en el blog, decídmelo que me pongo encantada con la tarea. 


Anoche me puse un poco de esta fragancia sobre el cuello antes de irme a la cama, para descubrirla mientras leía, y no sé si casualidad o no, pero os puedo asegurar que he dormido como un bebé. Muchas de las notas que se reconocen en esta fragancia tienen propiedades calmantes reconocidas según la aromaterapia. De modo que si estáis buscando una fragancia sencilla para planes relajados, sin pretensiones, y os gusta el aroma de las flores blancas, os recomiendo que os paséis por la perfumería y la probéis. 

No puedo evitar pensar cada vez que la pruebo en Andalucía, supongo que el hecho de que sea de Victorio & Lucchino es un gran puntazo, si...pero es que el aroma del azahar, los naranjos y todo lo que me inspira, me sugiere tierras andaluzas. Pienso en calles encaladas, sol y naranjos en flor. 

El envase es muy sencillo. El diseño de la caja me gusta mucho, tanto que la voy a conservar hasta que termine la fragancia; simula un encaje blanco sobre un fondo amarillo, me resulta muy alegre.

No me queda mucho más que contaros chic@s, gracias por estar ahí. Decidme si habéis probado Locura de Azahar, o alguna de otras las fragancias que compone esta colección, si os gustan las fragancias florales, si sentís fascinación por los perfumes de Victorio & Lucchino o si os entusiasma o no el aroma del azahar. Besotes y hasta otra.

17 octubre 2014

Valentino Uomo

Muy buenos días

No puede ser casualidad el hecho de que últimamente la gran mayoría de las fragancias masculinas que pruebo lleven notas de café y/o cacao. He llegado a la conclusión de que la familia gourmand tiene bastante presencia también dentro de los perfumes masculinos.


Las notas predominantes son chocolate, café y avellana. Esta última le da un toque algo licoroso, como si se tratara de licor de avellana, que a mi personalmente no me agrada mucho. Ya sabéis, y si no, os lo comento, que a mi me gustan las fragancias frescas en los chicos, cítricas, amaderadas y especiadas, pero los aromas gourmand, no. Y pensaréis: "pues a mi si me gustan" Si es el caso, no os perdáis la reseña, porque puede ser una estupenda opción si vuestra pareja necesita nuevo perfume y/o queréis hacer un regalo a vuestro padre, hermano, amigo y sabéis que le gustan este estilo de fragancias. Dicho esto, comenzamos...

Dada la combinación de avellana y chocolate, seguro que más de uno o una está pensando en Nutella y/o Nocilla (yo soy más de Nutella) y tengo que decir que hay un momento cuando no se percibe tanto el café, que si parece que estuviéramos olfateando un tarro recién abierto de Nutella (ejem, ejem). Hace acto de presencia el cuero, pero da la sensación de que es una recreación algo artificial. Como explicarme... He olido en otros perfumes, la nota de cuero y en ellos esta me parece más animal. Bien, creo que me estoy liando y puede que a vosotros, también. Quizás por la presencia del mirto, la nota de cuero me ha resultado algo artificial. En otros perfumes me parece más animal. 

Creo que esta fragancia la podría usar cualquier mujer a la que le atraigan perfumes de este tipo. Me parece algo unisex. Y aquí entramos al lío. Es cierto que según la historia en un principio los perfumes, colonias, aceites perfumados, etc...no iban destinado a un género en concreto, eran unisex. El poner etiqueta de masculino o femenino a los perfumes es relativamente reciente y algo así como poner puertas al campo. El tema es muy controvertido, incluso yo tengo ideas encontradas al respecto. Pienso que la clasificación también facilita un poco la tarea a la hora de escoger perfume. Cada uno conoce sus gustos personales. Yo por ejemplo, me considero bastante femenina, de modo que lo último que usaría sería una fragancia que me sugiriera virilidad, rudeza, etc...En fin, el tema daría para una entrada o dos. Así es que lo dejó aquí y si os interesa, me lo decís y tomo nota para un próximo post.

Las notas que componen este perfume son: bergamota, mirto, café, chocolate, avellana, cuero y cedro, aunque debo decir que las más destacables, evidentemente son el chocolate, la avellana y el café. Atenta en la evolución del perfume pude apreciar el aroma de fondo y me gustó mucho más. Lo encontré más sugerente que el comienzo. No estoy segura del todo, pero encontré cierto parecido con Rochas man, imagino que por el café y ese aspecto licoroso, me atravería a decir que hay algo de labdano, una de mis "criptonitas" en cuanto a olores se refiere. Valentino Uomo está en la misma linea de fragancias como Play intense de Givenchy, Rochas man, en resumen, mis perfumes favoritos ;-) 

Ahora mismo estoy recordando a un chico en la cola de un pub en Toledo, me faltó flotar a su alrededor, ¿por qué no le preguntaría yo qué fragancia llevaba? Han pasado años desde entonces, y os prometo que no he olido nada igual. El aroma que más se le parecía era Allure Homme Edition Blanche, pero no tengo la certeza de que fuera ese, igual era Agua de Dioses para Laura xD. En fin, lo dejo ahí. 

El envase me resulta atractivo, podría ser una botella de alguna bebida alcohólica. También me recuerda a los envases que usaba mi abuela y que rellenaba cada cierto tiempo con colonia a granel. Ahora se está publicitando bastante esta fragancia en televisión, imagino que en unos meses nos bombardearán con el anuncio. No tengo más que recomendaros que la probéis si os ha gustado la descripción que he hecho de ella. No tiene una excelente fijación, aunque puede aguantar medio día. Eso sí, en la ropa aguanta aún más, lo usé ayer y aún se percibe en la camiseta que llevé. Qué tengáis un estupendo fin de semana, besotes y hasta otra.

13 octubre 2014

Gucci Première

Muy buenos días.

La primera vez que probé esta fragancia tuve una muy buena impresión. Lo anoté mentalmente y pensé que sería una de las próximas fragancias de las que hablaría en el blog. He tenido que postergar la reseña un poco por el resfriado, ya sabéis, pero ¡aquí la tenéis!. Comenzamos...


Antes de continuar adentrándome en materia os diré que yo voy a describir mis impresiones sobre la versión eau de toilette, que es la que ha caído en mis manos, y aunque no debería ser así, no he probado la versión eau de parfum, previa a esta fragancia. Siempre es bueno poder comparar con otra, y encontrarles puntos en común o diferencias. Pero bueno, para describir una fragancia en si misma, no necesito más. 

He leído críticas bastante exageradas para mi gusto, la mayoría coinciden en la levedad del aroma. He de reconocer que no es un perfume intenso como cabría esperar si se trata de un lanzamiento para esta temporada. Sus principales notas son azahar, fresia y almicle. Se trata de una fragancia floral, discreta, pero desde luego que sé de muchos perfumes con esta intensidad y seguramente han gozado de mejores críticas que éste. 

Yo reitero la dificultad que tiene, al menos para mi, describir un aroma, y no implicarte, y decir me gusta, no me gusta. Lo intento evitar pero casi siempre, por no decir siempre, sucumbo a la tentación. Soy una gran aficionada a las fragancias cítricas, si...Aunque evidentemente, no todas me hacen tilín. Pues bien, las fragancias con azahar, la flor del naranjo, una de mis frutas preferidas. No sabéis la de kilos de naranjas que he consumido en Alemania. Las compraba con orgullo viendo que procedían de Valencia, Spanien. En fin, que me voy por los Montes de Toledo, en lugar de por los Cerros de Úbeda. El azahar no me gusta en perfumes, no en esta fragancia. Tiene un aroma verde, y me resulta algo punzante. 

El azahar en aromaterapia tiene propiedades tranquilizantes, calmantes. A mi me transmite otras sensaciones. De hecho, en casa hay un ambientador de azahar, comprado por mi madre. Y no sé si es la calidad del mismo o qué, el caso es que a mi me irrita. 

Las notas que componen esta fragancia son: bergamota, azahar, champán, rosa, fresia, jazmín, almizcle, pachuli, notas amaderadas y cuero. Cuando leí que llevaba cuero, me sorprendí porque me suele gustar la presencia de cuero en todas las fragancias femeninas y masculinas. 

Iba a decir que es un perfume muy floral para mi gusto, y justo cuando lo iba a transcribir me he dado cuenta de que no es así. He recordado Jour d'Hermès que es como un ramo de flores blancas, y enseguida he pensado que lo más correcto sería decir que esa combinación de flores no es lo suficientemente armoniosa, no en mi piel. 

En cualquier caso, no me parece una fragancia tan ligera como la pintaban en las críticas que he leído. Tengo otra clasificación de perfumes, que creo no he comentado hasta ahora porque es de "andar por casa", no tiene ninguna base teórica, me la he sacado de la manga, y es a mi propio criterio, vamos... Por un lado, están los perfumes que usamos para gustar a los demás, y por otro, los que usamos para el propio disfrute, pueden coincidir o no, por eso lo voy a argumentar un poco, para que me entendáis. 

Hay personas que usan una misma fragancia para todo, en ese caso, no hay clasificación evidentemente, y como todas las reglas, aunque me la haya sacado de la manga, es según mi propia experiencia, ahí tiene su excepción. Sin embargo, hay otras personas que usan diferente perfume en función del momento, véase yo misma. Imaginaos que quedáis con una amiga, o un amigo a tomar un café, por ejemplo. Os ponéis ropa cómoda, ese outfit arreglado pero informal, y la fragancia con la que también os sentís más cómoda (o cómodo), la que os define, y andando. La cosa cambia y me vais a permitir que apostille, y mucho, cuando en lugar de quedar con una amiga quedáis con el chico o la chica que os gusta, salvo que sea vuestra pareja desde hace años y no haya que impresionar a nadie, os olvidáis de la ropa cómoda, y de la fragancia de diario, y sacamos la artillería pesada. 

Sé que hay cantidad de matices, y posiblemente flecos en mi teoría. Pero creo que en la gran mayoría de las ocasiones nos comportamos así. Ya os digo que si tenéis un sólo perfume, con el que os sentís maravillosamente bien en todo momento, no necesitáis más fragancias, pues no hay tal distinción. Pero conque haya unos cuantos perfumes más en vuestra colección, les ponemos a cada uno su etiqueta: perfume sexy, de diario, de ocasiones especiales, etc...

Esta fragancia entraría dentro del grupo de perfumes de disfrute personal, porque creo que no tiene cualidades para formar parte del otro grupo. Se percibe en distancias muy cortas, no deja una estela a tener en cuenta. Es una fragancia floral, no transmite sensación frescor o limpieza, que es algo que he echado en falta para que me enganchara. Personalmente no lo veo para diario, sino para ocasiones formales, el predominio floral le da un toque femenino y elegante.

En cuanto al envase os puedo decir que me encanta la estética de la mayoría de los envases de Gucci. Salvo Gucci Rush y Rush 2 que me parecían un despróposito con ese aspecto de cinta de cassette, el resto me atrae y en especial, el de Gucci Guilty. Gucci Première tiene un envase atractivo. Lo encuentro sofisticado con el tapón y los charms dorados, y el envase de cristal grueso. Quizás demasiado envase para la fragancia que contiene. Creo el líquido cojea un poco, pienso que no está a la altura para ser un perfume de lujo. Pero desde luego, es sólo mi opinión.

Para terminar me gustaría saber si también tenéis esa clasificación aunque sea mental de perfumes de disfrute personal y fragancias que también gustan a los que os rodean. Si os gusta el aroma del azahar, y por supuesto, si ya conocéis esta fragancia de Gucci. Nada más, que tengáis una estupenda semana. Besotes y hasta otra.

10 octubre 2014

¿Pasaron a la historia?

Muy buenos días.

Hace una semana aproximadamente en Twitter referí un comentario en el que venía a decir que Chloé, el perfume homónimo de la firma, se está masificando porque lo reconozco a menudo por la calle. Anoche antes de caer en los brazos de Morfeo, me puse a pensar en todos aquellos perfumes que de algún modo han pasado a la historia, en dos aspectos, uno porque han sido un hito en el panorama actual de la perfumería y dos, porque por suerte o desgracia, pienso que desgracia, en cualquier caso, han quedado atrás, ya no tienen ese éxito fulgurante que los convertía en reyes absolutos del podio de los más vendidos. 


Pues bien, he anotado unos cuantos nombres, porque a mi juicio son los más representativos y próximos en el tiempo, aunque seguramente se os ocurra alguno más. He querido acotar un poco la reseña para que no se haga tremendamente extensa. 

El primer perfume que me vino a la mente fue Amor Amor de Cacharel. ¿Quién no conoce Amor Amor? Yo creo que había un envase de esta fragancia de Cacharel en cada casa. Sé que antes de Amor Amor, hubo otro perfume de la firma que causó furor, y es como no, Anaïs Anaïs. Sin embargo no la he tenido en cuenta puesto que recientemente se ha lanzado al mercado una versión de esa fragancia para las chicas más jóvenes, llamada Premier Délice, y porque su éxito fue hace algo más de tiempo, en concreto en los noventa. Recuerdo a mis amigas del colegio, enloquecidas con su fragancia. Yo por aquel entonces, pensaba en colonias más fresquitas, la verdad.

Pues bien Amor Amor ha sido todo un éxito en ventas, ha marcado la historía de la perfumería con su peculiar dulzor, y ha sido, como no, tremendamente imitada. Yo tuve dos versiones de la misma, una edición de verano y otra más intensa, llamada Elixir Passion. ¡Qué recuerdos! Se sigue vendiendo, evidentemente, pero desde luego, no como en sus mejores años. 

Pensaba titular la entrada de otro modo, pero me parece demasiado tremenda, así es que es mejor que se quede así para explicaros el fenómeno de colapso por exceso de demanda, popularmente conocido, como "muerte de éxito", porque como he oído por ahí, del "fracaso se aprende". Esta expresión de muerte por éxito, la emplea mucho un amigo refiriéndose a la música. Hay canciones que oyes hasta que llega un punto que incluso llegas a tomarle manía. A Bárbara, la novia del hermano le pasó con "Somebody that I used to know" de Gotye. Yo que suelo exprimir hasta la última gota, canciones que me fascinan, puede que tenga muchas así, pero ahora mismo no recuerdo ninguna.

Otra fragancia que pienso que ha pasado a la historia ha sido Halloween de Jesús del Pozo, hace unos años era uno de los olores que más reconocía en Toledo, tanto que incluso me sorprendía por su popularidad. Para variar, también lo tuve en casa, pero no era mío. Lo usó mi madre. Se lo aconsejé porque a una de mis primas le quedaba de lujo. Tengo que decir que no he olido a nadie a la que le sentara mejor ese perfume de Jesús del Pozo. Era su fragancia de cabecera, y digo bien, era...

Ralph de Ralph Lauren fue otro de los hitos en perfumería, sobre todo entre las chicas más jóvenes. En más de una ocasión me rondó la idea de comprarlo, no lo voy a negar, pero al final no pasó por mi estantería. Lo asocié con una persona "non grata", y me dejó de transmitir "buen rollo" ;-) Curiosamente esa chica, tenía como favorita otro de los perfumes que pienso que tuvo gran aceptación  hace unos años, y ahora apenas se habla de él. No es otro que Be delicious de Donna Karan. Tampoco pasó por mi estantería, había algo en su composición que no me hacía sentir cómoda cuando lo usaba. 


UItraviolet de Paco Rabanne, oh my God! Este perfume fue el responsable de que me aficionara al mundo de la perfumería, un poco más selectiva. Me explico... Desde pequeña he sentido fascinación por las colonias, perfumes, que se ponían a mi alcance. Siempre le he dado importancia al olfato. Pero fue este perfume de Paco Rabanne el que despertó mi curiosidad por la perfumería. Tenía una amiga, que lo tenía como perfume de cabecera hace alrededor de 12 o 14 años. Cuando lo olí por primera vez me dije: "Laura, tienes que encontrar un perfume que te identifique, que puedas hacer tuyo..." Y aquí me tenéis, loca perdida con las novedades, los redescubrimientos, y con una colección de fragancias que sobrepasa la veintena. Por cierto, también tuve Ultraviolet ;-) 

Chloé eau de parfum sigue una trayectoria similar a las fragancias que he mencionado. Reune varios puntos en común con las mismas. Gran aceptación, aroma fácilmente reconocible y diferente al resto. Es uno de los perfumes más populares, imitados y extendidos a tenor de lo observado y olfateado últimamente. Como dije en Twitter, me da algo de pena, en el sentido de que pierde encanto, y supongo que me entenderéis. A mi personalmente Chloé me fascina, es una de las marcas, y lo repito hasta la saciedad, con la que más me identifico, pero es su fragancia homónima la que más éxito ha cosechado.

Hay otros perfumes que llevan muchísimos años entre los más vendidos, tienen un gran número de seguidoras y también son increíblemente imitados y siguen al pie del cañón, y me está viniendo a la mente Coco Mademoiselle de Chanel. Sin embargo, como digo ahí sigue. Desconozco qué pasará con Chloé, a pesar de las imitaciones, sigue siendo único, y eso no se le puede negar.

Las fragancias que más me identifican son el tándem I love love de Moschino y Light blue de Dolce & Gabbana. Lo sé, la fragancia de Dolce & Gabbana es increíblemente popular, I love love de Moschino ya no tanto. Llevo años usándolas, y su aroma aunque lo perciba por la calle, lo siento mío. Con Chloé no tengo el mísmo vínculo, lo he usado en menos ocasiones, por eso de que tengo más perfumes de lo que puedo abarcar, así es que cuanto más lo reconozco por la calle, menos lo asocio conmigo. Pero si de algo me ha servido la reflexión, ha sido para volver a apreciarlo. Tiene un aroma muy especial. Es súper femenino y chic, y deja una estela de las que a mi personalmente, me conquista.

Espero que la entrada os haya resultado entretenida. Me encantaría que me dejaráis vuestras impresiones sobre la misma, o sobre otras fragancias que consideréis que estuvieron en el candelero, y ya no están tan en boga. Aún no tengo el olfato al 100% por lo que he preferido dejar las reseñas de fragancias para la próxima semana. Deseo que tengáis un fin de semana estupendo. Besotes, hasta otra.

03 octubre 2014

Joyful Escada

Muy buenos días.

La primera vez que probé esta fragancia me acordé de Bárbara, la novia de mi hermano. Ella tiene en su colección de perfumes otra fragancia de Escada, Cherry in the air, y aunque no son completamente similares si que se aprecia un punto en común entre todos los perfumes de la marca. Es una mezcla de flores y frutas, que parece que grita a los cuatro vientos la alegría de vivir. 


Si analizamos la trayectoria de Escada encontramos que la mayoría de sus fragancias son ediciones especiales de verano, que se asemejan a cócteles frutales y que tratan de evocar las sensaciones tan positivas que nos transmite a casi todos la estación estival. Sé que hay otros muchos perfumes que se alejan de esas características, y por poneros unos ejemplos, mencionaré Escada Signature, que lo tuve hace unos diez años, Magnestism, etc...

Las notas que componen esta fragancia son: grosellas, mandarina, melón, peonía, magnolia, nectarina, hojas de violeta, miel, sándalo y musgo. Este es el perfume que mencioné en la reseña de Déclaration. No es que sea excesivamente fresco y sin embargo tiene una nota entre herbal y metálica, que no sé identificar y no transmite sensación de calidez, al menos no la suficiente para mi gusto. La madera de sándalo y la miel, le proporcionan un toque dulce destacable, pero sigue predominando la nota "metálica" y no deja que el sándalo y la miel te arrullen con su dulzura y calidez. 

Según la marca la fragancia está inspirada en la alegría al recibir un ramo de flores. Transmite el frescor del rocío matinal. Esencia de peonía, rodeada por magnolias y toques de un jugoso sorbete de grosellas negras, además de la calidez de un panal de abejas. 
Desde mi punto de vista es una fragancia de diario, para situaciones cotidianas, no tiene nada especial, que lo haga destacable en eventos formales, ocasionales y como suelo decir en numerosas reseñas, para la noche prefiero fragancias más sensuales o "sexys". 

Lo que si debería destacar en esta fragancia es que, como mencioné al inicio de la reseña, transmite "buen rollo" y alegría. Si no soís de aromas cítricos, y preferís los afrutados para levantar el ánimo, os recomiendo que la probéis. No me parece que deje una estela muy destacable, ni tampoco posee una fijación extraordinaria, aunque no resulta leve. 

El envase es uno de los que más me ha gustado de todas las novedades que he visto hasta ahora. Me parece muy mono. Miranda Kerr es, en esta ocasión, la imagen de la fragancia, y me parece de lo más acertada la elección. Es una de mis modelos favoritas, es preciosa, tiene un rostro aniñado, parece una eterna adolescente, y jovial. Supongo que esos podrían ser los adjetivos que caracterizan esta fragancia. 

No me queda mucho más que contaros sobre esta fragancia. Espero que haya despertado vuestra curiosidad. Si ya lo habéis probado, contadme vuestras impresiones. Feliz fin de semana, nos leemos el lunes ;-) Besotes, hasta otra.