12 mayo 2014

Guerlain La petite robe noire Couture

Muy buenos días, chic@s.

Me encanta hablaros de novedades, sobre todo cuando la fragancia en cuestión me gusta. Descubrí este perfume gracias a una muestra que me obsequiaron en la perfumería. No sabía que Guerlain tenía preparada otra edición de este perfume tan exitoso, para este año. He alucinado con las numerosas versiones que hay del mismo. No le había seguido la pista desde que se lanzó la primera fragancia y tengo que reconocer que andaba algo perdida. Aunque ya he conseguido ponerme al día, y ubicarme con todas las diferentes versiones.                                                                                         

"Un nuevo vestido de Alta Costura confeccionado con notas florales frescas y pespuntes de notas amaderadas". Así reza la publicidad de la nueva fragancia de Guerlain. Las notas florales frescas no las percibo, sinceramente. Para mi es una fragancia algo densa desde el principio. Cuando digo densa, me refiero a que no es nada fresca. Entran en acción desde el primer momento el pachuli, el vetiver, el haba tonka y el musgo, quizás combinado con la frambuesa. Sin embargo, a medida que evolucion la fragancia se hace más suave, dulce, agradable y por supuesto llevadera. 

Es un aroma envolvente. Me recuerda al aroma de los caramelos. Es dulce en sus notas medias, posiblemente por el haba tonka. Las notas que componen esta fragancia son bergamota, frambuesa, rosa, pachuli, vetiver, haba tonka y musgo. 

Pienso que es una fragancia totalmente ocasional. No me encaja como fragancia de diario. Me parece especial. Deja una estela increíble, de esas que te hacen cerrar los ojos para centrarte más en el aroma. Me parece un perfume perfecto para la noche y eventos formales. No lo encuentro sexy, aunque si sugerente, desde luego. Es tal y como lo presentan en el packaging: un precioso vestido largo y negro, más glamouroso y elegante que sexy. 

Es curioso, si hubiera probado este perfume a ciegas, hubiera dicho que me sugiere oscuridad y negro. Creo que es la combinación de vetiver y pachuli. Normalmente las fragancias que contienen esas notas me parecen fragancias nocturnas. También las asocio con la época fría: invierno y otoño. Me imagino ropa de abrigo y noche cerrada, y subida a unos buenos tacones, por supuesto, negros. Por todo lo comentado, creo que es una fragancia más de cara al otoño o invierno. Ya que se acerca el verano, prefiero fragancias que me transmitan otro tipo de sensaciones, quizás más alegres, chispeantes, en definitiva más veraniegas. 

Si os ha resultado interesante mi descripción de la fragancia, espero que podáis probarla cuanto antes en la perfumería. Os deseo una estupenda semana. Besotes, hasta otra. 

3 comentarios:

  1. Tengo una minitalla y me da que lo dejaré para cuando haga fresquillo : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Diana... Creo que es lo mejor. Resérvala para el otoño ;-)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)