15 marzo 2014

Cartier La Panthère

¡Feliz día, chic@s!

Comienzo la reseña de hoy con esta frase de Mathilde Laurent, la perfumista de la Maison Cartier, y creadora de esta fragancia."Toda mujer esconde una parte felina y toda flor encierra notas animales en su corazón" Me parece una frase preciosa, y muy cierta. Aunque yo diría que en ocasiones más que esconder, exhibimos esa parte felina...


Ya en los años 80' la firma lanzó un perfume inspirado en dicho animal, Panthère (1986). En 2014 con motivo del centenario de la pantera, emblema de la firma, se lanza una reinterpretación moderna de la fragancia. Una estela contemporánea, un acorde inédito, casi paradójico: un floral felino. Floral por la presencia de una gardenia resplandeciente, sensual y delicada, al mismo tiempo. Felino por el toque de almizcle suave y aterciopelado. Según palabras de su creadora, este nuevo perfume quiere ofrecer una nueva femineidad, deliberada y libre que exalte la personalidad de cada mujer.

"La pantera es el único animal cuyo olor natural es agradable. La pantera exhala un olor que cautiva a todos los demás animales, es por ello que cuando caza, se esconde para atraer a su presa con su perfume". Esta otra frase curiosa es de Teofrasto, y es la que le ha servido de inspiración a Mathilde Laurent para crear un perfume entorno al felino, icono de Cartier.

Las notas que se reconocen en esta fragancia son: ruibarbo, fresa, gardenia, almizcle y musgo de roble. Es un perfume dentro de la familia olfativa floral-chipre. Yo lo incluiría en la categoría de "perfumes sexys". Tiene algo adictivo, porque a medida que evoluciona no puedes dejar de olerlo. Va captando tu atención poco a poco, como el aroma atrayente de la pantera...

Las notas más perceptibles para mi olfato son la gardenia y los almizcles. En la salida me da la impresión de licor de frutas y enseguida da paso a la gardenia y a los almizcles.

El fondo es atrayente, cautivador, empolvado, ligeramente dulce, es como una caricia. No es una fragancia muy intensa y sin embargo tiene una estela fantástica. Ayer en el coche, de vuelta a casa, mi madre y yo alucinábamos con el olor y sólo llevaba una pulverización en la muñeca. La duración es otro de sus puntos fuertes, perdura muchísimo en la piel.

El envase es toda una joya, está tallado como un diamante, juega con la luz y encierra la silueta de la cabeza de la pantera. Para realizar este envase Cartier ha desarrollado una técnica especializada, inédita: la escultura interior. 

La pantera es el icono de la Maison Cartier, desde hace cien años. Este felino ha inspirado creaciones míticas de joyería y relojería a lo largo de todo este tiempo. Lo mejor de todo ha sido descubrir que la pantera se convirtió en el icono de la firma por amor. Jeanne Toussaint, amante y musa de Louis Cartier, fue apodada como "la pantera" por su carácter independiente y apasionado. Más tarde se convirtió en directora artística de la Maison francesa, y creo las primeras joyas figurativas, auténticas esculturas de diamante, platino y zafiro.

Del anuncio os puedo decir que me gusta todo, la música y su desarrollo. Es sencillo, y atrapa tu atención, al momento. La mirada de Erin Wasson es magnética y eminentemente felina. No podréis despegar los ojos de la pantalla. Todo gira entorno a su juego de miradas. 

Para concluir deciros que es un perfume elegante y sexy, aunque me decanto más por el segundo adjetivo. Predominantemente ocasional y nocturno, aunque esto es totalmente subjetivo, depende de nuestra voluntad de querer sacar a pasear a la pantera. Hoy sale a la venta, así que si os ha llamado la atención algo de lo que os he contado, no tenéis más que pasaros por la perfumería. Nada más, besotes, buen fin de semana y hasta otra. 

2 comentarios:

  1. Tal y como lo describes, es para mí.

    Un besote, preciosa.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)