28 enero 2014

Diamonds Emporio Armani

Enamorada! Así de contundente empiezo la reseña de un perfume que ha entrado raudo y veloz en el podium de mis perfumes favoritos. No sé que tiene, puede que sea el aroma de las frambuesas, o la quasi omnipresente, vainilla, pero me vuelve loca. No es un perfume soberbio, lo reconozco, no obstante, me encanta. Cuanto más lo huelo más me gusta. Me apasiona.


Lo conozco desde hace tiempo, de hecho hace unos años lo usaba de forma más o menos frecuente. Pero no lo llegué a comprar. Fue, si no me equivoco en el 2008, cuando trabajé como dependienta en una perfumería de mi querida y amada ciudad, Toledo. Os podéis imaginar lo bien que me encontraba rodeada de perfumes, en aquella época. 

Se lanzó al mercado en el 2007, y tuvo otras versiones, una Intense y otra más ligera, en eau de toilette. Creo que tuvo cierto éxito, pero tengo la impresión que ha caído en el olvido. Y yo lo he rescatado del olvido, al menos, del mío. Y como os cuento, ha entrado pisando fuerte. Lo quiero, lo necesito! 

Tirando de enciclopedia, o lo que es lo mismo, fragrantica.com he descubierto que sus notas principales son: lichi, frambuesa, pachuli, cedro, muguet, fresia, rosa, ámbar, vetiver y la poderosa vainilla. Si me leéis con cierta asiduidad, sabréis que me derrito por la vainilla. 

Cuando digo que no es un perfume soberbio, me refiero a que no lo considero una obra maestra, espero que me entendáis, no es malo, pero tampoco brilla por su majestuosa composición. Aún así, en este momento, es perfecto para mi. Tiene un "je ne sais quoi..." que cambia por completo mi estado de ánimo, es como chute de energía, o como escuchar tu canción favorita, de repente te vienes arriba, y ves la vida de color de rosa. Es así como me hace sentir este perfume. 

Es muy posible que alguna de vosotras lo haya usado, si es así, contadme vuestras impresiones, me encantaría leer si produce el mismo efecto, o es sólo cosa mía, y me lo tengo que hacer mirar... jejeje. Nada más chic@s, espero que os haya resultado interesante. Besotes y hasta otra. 

14 enero 2014

Roberto Cavalli eau de parfum

¡Muy buenas tardes! 

No tenía pensado escribir una entrada, básicamente porque ando en la camita en plan bata y pijama. La meteorología estaba siendo demasiado generosa con los habitantes de esta ciudad, tanto es así que la gente se extraña de que no nieve y de que tengamos temperaturas más propias de la Semana Santa que de enero. En fin, sea lo que sea, ayer salí a la calle con aire intrépido y me dejé el gorrito en casa. Llevaba el pelo estupendo y no quería que se chafara. Craso error, aquí hay que dejar la estética en un segundo plano y dar prioridad a las circunstancias meteorológicas. Se me congelaron las ideas, y lo que no son las ideas. Y hoy estoy un poco caótica. 


Ayer estuve de ruta por perfumerías y me dio por probar esta fragancia de Roberto Cavalli. Mi compañera de piso tiene también debilidad por los perfumes. No sé si al mismo nivel que yo pero vaya, os puedo decir que en su habitación tiene unos cuantos. Su última adquisición ha sido Roberto Cavalli Nero Assoluto. Para mi es demasiado intenso, aunque he de reconocer que resulta sexy. Ella me dijo que los perfumes de Roberto Cavalli están cargaditos de feromonas. Yo lo dejo ahí por si resulta de vuestro interés. El tema de las feromonas en los perfumes es un poco ambiguo y yo no estoy muy informada, así que no lo voy a tocar. 

Me resultó interesante el aroma de Roberto Cavalli porque tiene notas que me gustan. Flor de naranjo, haba tonka, vainilla, benzoína. Ésta última me mata, en el buen sentido. Me seduce muchísimo el aroma dulce de la benzoína. Desde mi punto de vista, no es un perfume de diario. Es más bien ocasional, y yo, personalmente lo utilizaría para impresionar.

Ayer, por casualidad probé en el papel secante de la perfumería See by Chloé. A veces me gusta comparar lo que me gusta un perfume, con otros que ya tengo, para digamos cuantificar, si es que se puede, lo mucho o poco que me gusta una fragancia. Es como darle una escala de medida a algo que es bastante díficil de medir, por no decir, imposible. Curiosamente See by Chloé con su aire juvenil e inocente, empasta de fábula con Roberto Cavalli edp. Hubo un momento de crisis, en el que se me pasó por la cabeza comprar esta fragancia y pensé detenidamente: "Laura, tiene See by Chloé en España..." Al final no tiré de tarjeta, pero me fui con la idea de que debo, deberíamos jugar y experimentar un poco más con los perfumes. Hay más posibilidades, combinando fragancias, y de esta manera conseguimos perfumes totalmente personalizados. 

El anuncio de Roberto Cavalli edp es recurrente, no es original, pero me resulta curioso que tenga más o menos grabada su publicidad. Cada vez que pienso en su perfume viene a mi mente el anuncio al completo, con melodía y todo. Mi compañera de piso siente debilidad por los estampados de animal, y lo que le pierde es print de tigre. Cuando ví que se había comprado esta fragancia, pensé: "te va como anillo al dedo..." Así que ya sabéis chicas, si os gusta Roberto Cavalli, los estampados de animales, y tenéis un punto salvaje, id a por Roberto Cavalli edp, y/o algunas de sus variantes: Acqua o Nero Assoluto. Espero que os haya resultado interesante. Besotes, hasta otra. 

02 enero 2014

Vanille abricot Comptoir sud Pacifique

Hallo chic@s!

Ya lo dice el refrán: "no hay dos, sin tres..." Y aquí estoy hablando de la tercera fragancia de Comptoir sud Pacifique que tengo en estos momentos. El nombre, ya lo conocéis, y es bastante elocuente. Es una fragancia en la que domina la vainilla, una nota que me gusta como pocas. 


El aroma de la vainilla me resulta muy relajante. Me transmite dulzura, ternura, suavidad. No sé que más deciros, sin parecer cursi. En definitiva, me encanta. De hecho recientemente me he comprado una vela de vainilla, no es la primera, obviamente, ni la última. Es un aroma muy recurrente en velas y todo tiempo de ambientadores de hogar. Puedo decir, sin ningún género de duda, que en general, a la gran mayoría nos gusta el olor de la vainilla.

Las notas que componen esta fragancia son: papaya, albaricoque, vainilla, azúcar y yaca. He consultado qué es la yaca, y se trata de un árbol frutal prodecedente de la India, al fruto también se le llama yaca. Es una fragancia muy dulce, como ya he comentado predomina el aroma de la vainilla, si no os gusta, estáis perdidos con esta fragancia. 

Lo he usado bastante sobre todo para ir a clase. Y cuando comenzó a hacer frío aquí, porque el aroma dulce de la vainilla te envuelve, y parece como te arropa o te abriga un poco. Ahora curiosamente estoy usando fragancias más frescas, bien porque las quiero gastar, bien porque suelo madrugar bastante y me apetecen fragancias cítricas que me animen o me despierten un poco más. El té, en ocasiones, no es suficiente para que me despabile...

Os la recomiendo, si sois fans de las fragancias avainilladas y/o gourmand. Te sientes casi unas "natillas andantes". Para mi tiene una fijación estupenda, me dura todo el día. No me queda mucho más que añadir, puesto que hace escasos días os hablé de otra fragancia de la marca. Y si hablo más sería para redundante. Espero, como siempre, que os haya resultado interesante y amenos. Besotes y hasta otra.