27 septiembre 2013

Manifesto Yves Saint Laurent

Muy buenos días, chic@s.

Ha pasado prácticamente un mes desde que escribí mi última entrada. Es alucinante lo rápido que transcurre el tiempo. Como sabéis he vuelto a casa de vacaciones. En breve regreso a Alemania y me temo que el tiempo libre se va a reducir aún más. 

Hace una semana el blog cumplió años, en concreto, cuatro. Me hubiera gustado hacer una entrada especial, pero no pude. Es por eso que voy a aprovechar este ratito libre para hablaros de un perfume que me ha seducido. 


Uno de tantos, para que engañaros. En mi visita a Innsbruck pasé a varias perfumerías, y en una estuve a punto de caer, porque todos los perfumes que probaba me gustaban. Empecé a escuchar cantos de sirenas, y de repente comenzaron a descender angelitos agitando sus alas para que yo cayera. Pero como ya me conozco esa sensación, les dije: "hasta luego, yo me marcho..." Y así evité la tentación. Los perfumes son mi gran debilidad, no tengo solución. 

De regreso a Alemania me llevaré otras cuantas fragancias. Echo de menos poder elegir la que me apetece entre todas las que conforman mi colección. Y eso que he estado súper a gusto con las que tenía allí y les he dado muchísimo uso. Pero no puedo evitar sentir que me falta algo al saber que no dispongo de todas las fragancias que tengo. 

Y después de esta "breve" introducción paso a comentaros mis impresiones sobre Manifesto. Es una fragancia aconsejable para la temporada fría, o para la noche. Es avainillada, con toques balsámicos procedentes posiblemente de la flor de la jara, pues me recuerda en la salida a la fragancia L'Ambre de L'Occitane. También entre las notas de salida, se percibe un toque frutal ligero, y pronto evoluciona a las notas florales, y otras más intensas como el sándalo, y el haba tonka. 

Las notas que se reconocen en esta fragancia son: bergamota, notas verdes, grosella negra, muguet, jazmín Sambac, cedro, sándalo y haba tonka. He de reconocer que aquí, ahora mismo en casa, me resulta demasiado intensa esta fragancia. Sin embargo, la he usado en otra ocasión antes, justo en una de las visitas turísticas en la que hizo mucho frío, y resultaba de lo más agradable. Por eso, según mis gustos y desde mi punto de vista considero que es una fragancia de otoño/ invierno. 

El envase que, en un principio recuerdo, me resultó de lo más convencional, ya no me lo parece tanto. Quiero decir, es sencillo pero también elegante, quizás por el "anillo" morado que adorna el envase, y por el tapón dorado. 

Lo catalogan dentro de la categoría oriental-floral, yo casi diría chipre-floral por el tono amaderado, balsámico que he comentado. Tiene semejanzas con algún otro perfume, pero no puedo decir que me recuerde a alguno en concreto. Si estáis buscando una fragancia que os transmita calidez y os arrope en esta época de frío, os recomiendo que la probéis. No es una fragancia juvenil, pero es que tampoco va destinada al público más joven, sino todo lo contrario. Espero, como siempre, que os haya resultado interesante. Besotes, y hasta otra.

1 comentario:

  1. Creo que la olisqueé cuando salió pero no me llamó demasiado la atención. Tendré que darle una segunda vuelta a ver si le veo algo más.
    Muak!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)