26 agosto 2012

El diablo se perfuma de Prada

Buenas tardes, chic@s.

Siempre me ha hecho gracia el título de la película, de modo que se me ocurrió pensar en la posibilidad de que, además de vestirse con la firma italiana, también se perfumara con sus fragancias. Conozco bien Infusion d'iris y Candy. En apariencia son perfumes totalmente diferentes, no obstante se deja reconocer una o varias notas similares en el fondo. 

Infusion d'iris fue la primera fragancia que Prada lanzó al mercado. Sus notas son naranja, azahar, mandarina, lentisco, gálbano, vetiver, cedro, incienso y benzoína. A mi me recueda a Amyitis de Mona di Orio, aunque son inconfundibles. El parecido viene porque comparten notas, y las dos me sugieren por algún motivo el antiguo Egipto. Infusion d'iris es como una camisa de lino perfumada de flores y hierbas. Es como un paseo bajo el sol de frescor, y misticismo. Debe ser una fragancia bastante exitosa dadas las numerosas versiones que tiene la fragancia.


Prada Candy es totalmente diferente, es dulce, muy dulce, sin embargo no es un dulzor típico gourmand, sino que desde mi punto de vista, y por tanto, subjetivo, se hace llevadero. Se suaviza a medida que evoluciona la fragancia y de repente surge el punto en común con Infusion d'iris. No estoy segura de que el parecido se deba únicamente a la benzoína que comparte en notas de fondo. Probablemente tengan una base similar, pero lo desconozco. Las notas que se reconocen son caramelo, almizcle y benzoína. Se han omitido bastantes notas.


Por cierto, la marca que trabaja para Prada es española, esto es, las fragancias de Prada se elaboran en Barcelona. A mi me parece un orgullo, porque reconozco la calidad de estas fragancias. Espero que os haya resultado interesante. ¿Conocéis otras fragancias de Prada? ¿Habéis probado las dos que menciono en el post? ¿Me recomendáis alguna otra de esta firma? Besotes, hasta otra.