01 septiembre 2010

Amyitis de Mona di Orio


Hola chic@s

¿Cómo estáis? Hace algo de fresco con respecto a los días que teníamos de calor sofocante, y está la noche lluviosa, he decidido probar un perfume que me cautivó la primera vez que lo probé, y lo sigue haciendo cada vez que lo pruebo.


Es otra de las muestras de perfumes “niche” que me envíó una amiga. Desde aquí le doy las gracias, creo que lo hice en una ocasión, pero me repito, no pasa nada. Porque es de esos perfumes que disfrutas en la intimidad, que te transportan a un lugar muy diferente y remoto, e incluso te inspiran para imaginar una historia en torno al perfume.

Nabucodonosor II, rey de Babilonia (600 aC) construyó los Jardines Colgantes para que su esposa, Amytis, no sintiera la nostalgia de las flores y los árboles alrededor de su antiguo hogar. Los Jardines consistían en unas terrazas de 30 plantas de altura, cada una de ellas, rebosante de masas espectaculares de flores y zonas verdes, que se mantenía regado por “lluvias artificiales” bombeadas a través de un sistema de riego desde el río Eufrates.


Me recuerda a Un jardin sur le Nil de Hèrmes, otra fragancia de la categoría “verde”, que me sorprendió gratamente el año pasado, y con la que estoy segura de que comparte notas. Pero tengo la impresión de que Amyitis es mucho más “profundo” es como si fuera directo al “alma”, a la esencia de lo que trata de evocar, y Un jardin sur le Nil, se quedara en la superficie. Entre las notas reconozco algo verde (indefinido), iris, cedro, incienso, musgo, y vetiver.

Las notas que componen el perfume son:

Notas de salida: alcaravea, satureja, sapsicum y hojas verdes.
Notas de corazón: Iris, madera de gaiac, cedro de Virginia.
Notas de fondo: Azafrán, opoonax, musgo y ámbar.

He estado mirando algunas notas que no me sonaban de nada, y parece ser que la alcaravea es una semilla, la satureja se parece al romero y el tomillo, pero el sapsicum...¿? Estoy buscando en la web y me aparecen páginas relacionadas con restaurantes. De modo que tiene que ser algo que se come, por lógica, pero ni idea de lo que es.

Me gustan muchísimo los perfumes que tienen cedro en su composición, porque en mi caso, aportan tranquilidad. El vetiver creo que le da el carácter terroso. Y del iris, podría decir que le da algo de dulzura. Me encanta la nota de incienso, o lo que creo yo que es incienso, porque es justamente lo que, desde mi punto de vista, le da cierto halo de misterio, de lejanía, de lugar remoto.

El precio de los perfumes de la marca es bastante elevado. El formato de 100 ml, está en torno a los 150 euros. Pero en mi opinión lo vale, otra cosa es que estemos dispuestos a pagar ese precio, por un perfume exclusivo, evocador, y fascinante. A mi me ha encantado y sólo tengo elogios para el perfume… Nada más, besitos y hasta otra.

2 comentarios:

  1. Guau que perfumon,por lo que dices,espero que te gustara mi post dedicado(y no te molestara que te lo dedicara),un besito.
    De una compradora compulsiva.

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa
    Ya sigo tu blog, me encanta.
    Muchas gracias por comentarme.
    Pásate por mi blog a seguirme, que yo ya sigo el tuyo.
    Besosss

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;-)